Noticias De Bariloche

Wanda Nara ataca y se defiende: “Soy una revolucionaria y quieren desestabilizarme, pero me siento fuerte, como toda mujer”

Wanda Nara cuenta detalles del conflicto entre Icardi y su club, el Inter.En medio de la tormenta –aferrada a sus íntimas convicciones, a su familia, a la experiencia de saber capear los más intensos temporales– a Wanda Nara (32) no le tiembla el pulso. Nunca. O eso pareciera.
“Me quieren desestabilizar… Pero soy fuerte, porque soy mujer”, dirá, con la mirada encendida, con su consabido encanto, con el sello distintivo que la convirtió en un imán. Desde hace más de una década, siempre se habla de Wanda. “Soy una revolucionaria”, agregará durante la charla, dejando en claro que su papel de empresaria en el mundo del fútbol –donde lo masculino predomina ampliamente– le molesta a más de uno.
La tormenta tiene varios frentes. La tensa situación que su esposo, Mauro Icardi, mantiene con el Inter, el club donde llegó a ser capitán e ídolo… Los rumores que apuntaban a una severa crisis matrimonial y hasta a un tercero en discordia (futbolista, encima, como para agregarle condimento)… Los dard..

Wanda Nara cuenta detalles del conflicto entre Icardi y su club, el Inter.

En medio de la tormenta –aferrada a sus íntimas convicciones, a su familia, a la experiencia de saber capear los más intensos temporales– a Wanda Nara (32) no le tiembla el pulso. Nunca. O eso pareciera.

"Me quieren desestabilizar… Pero soy fuerte, porque soy mujer", dirá, con la mirada encendida, con su consabido encanto, con el sello distintivo que la convirtió en un imán. Desde hace más de una década, siempre se habla de Wanda. "Soy una revolucionaria", agregará durante la charla, dejando en claro que su papel de empresaria en el mundo del fútbol –donde lo masculino predomina ampliamente– le molesta a más de uno.

La tormenta tiene varios frentes. La tensa situación que su esposo, Mauro Icardi, mantiene con el Inter, el club donde llegó a ser capitán e ídolo… Los rumores que apuntaban a una severa crisis matrimonial y hasta a un tercero en discordia (futbolista, encima, como para agregarle condimento)… Los dardos mediáticos que le dispensa su cuñada, Ivana… El recrudecimiento de su mala relación con Maxi López, cuando parecía que habían logrado cierta armonía a la distancia… Intervenciones en televisión, posteos enigmáticos, fotos quemadas… ¿Wanda es capaz de responder todo, a quemarropa? Sí. Como siempre.

Mientras negocia el contrato de Icardi con el Inter, denuncia: “Muchos intentan desestabilizarme”.
Mientras negocia el contrato de Icardi con el Inter, denuncia: “Muchos intentan desestabilizarme”.

–Wanda, te convertiste en una pieza clave de esta "novela" entre Mauro y el Inter. No sólo por ser su mujer, sino su representante. Se habla muchísimo en Italia de este tema. ¿Cuál es la verdad?

–La verdad es que Mauro tiene dos años más de contrato con el Inter y que acá estamos súper felices. Estamos evaluando cómo seguir y lo que se resuelva seguramente va a ser lo mejor para ambas partes, para Inter y para Mauro. Hay un movimiento en el club, hay un nuevo director deportivo…

–Vos estás muy arraigada en Italia.

–Milán es como mi segunda casa y todos mis hijos son italianos. El único que nació en Argentina es Valentino, pero rápidamente nos vinimos para acá. Se habla mucho del pase o no, pero quizás son los medios los que más presionan… Siempre digo que ser la representante de Mauro es fácil, porque es un jugador muy importante en Europa. Todo lo que gira alrededor suyo da que hablar.

–¡Y vos das que hablar! Porque ser mujer en el ambiente del fútbol y desarrollarte como lo hacés… es algo que sorprende gratamente.

Es un mundo muy machista y esto que hago es revolucionario. Porque si bien existen muchos familiares que representan a los jugadores, el rol de la mujer en el fútbol está más ligado a "quédate en la casa con los nenes, hacé las milanesas, esperalo callada sin opinar…". Por eso lo de revolucionario. Tengo amigas que son mujeres de jugadores y muchas se ríen, lo ven extraño, pero me han pedido de representar a sus maridos. Porque me conocen, saben cómo me muevo, cómo defiendo lo que tengo que defender.

–A propósito, se dijo que vos y Mauro están en crisis…

–No hay ni hubo ninguna crisis. Las historias que salen son de gente con mucha fantasía y muy poco que hacer en la vida. Estamos realmente bien y felices.

–Hasta se rumoreó de un affaire con el croata Marcelo Brozovic, compañero de Icardi en el Inter.

–No lo conozco, nunca lo vi… Y mi marido es Mauro Icardi, no sé si me explico…

–Totalmente. ¿Y entonces por qué pensás que surgen estos rumores? ¿Tu éxito como empresaria molesta, quizás?

–Obvio. Es muy difícil ser mujer en este mundo machista, pero tengo gente que me respeta. Algunos inventan cosas para desestabilizarme. Llegaron muy lejos.

–Pero sos fuerte como para que te desestabilicen.

–Soy fuerte porque soy mujer.

–Igual, por momentos, ¿esta lucha te genera miedo?

–Sí. Pero Mauro me da coraje. El no es machista y es el primero en creer en mí.

–¿Por qué no tenés buena relación con Ivana, la hermana de Mauro?

–Nunca hablaría mal de ningún familiar. Hay cosas que suceden en las familias, pero se deben hablar puertas para adentro. Yo no tengo ningún problema con nadie. Amo a mi marido y a toda su familia. De hecho, mi suegro se está quedando con nosotros.

–¿Que quisiste decir cuando posteaste unas fotos tuyas con Mauro que se quemaban?

–Nada, eran los papeles de unas golosinas. Pero como por todo inventan y hacen un circo… Era una manera de ver las mil hipótesis que hicieron.

–¿Vos querías dar un mensaje con ese posteo?

–Tengo hijos que leen. Y obviamente tienen compañeros. A veces los inventos son graves. Tuve que preparar a mis hijos.

–¿Prepararlos? ¿Qué les dijiste?

–Los preparé para la maldad y la envidia. Ellos me conocen más que nadie, estamos juntos las 24 horas. Es fácil hablar o criticar desde la distancia. Ellos están felices. Son sanos, educados… Y buenos hijos. Eso es lo único importante para mí. Les enseño el valor del trabajo, del respeto… Yo podría vivir sin trabajar, pero elijo hacerlo y aportar a mi familia. Trabajo en el programa más exitoso de fútbol, soy influencer, empresaria con oficinas en Milán…

Wanda en la televisión italiana
Wanda en la televisión italiana

–¿Y cómo combatís la envidia?

–Como no soy una persona envidiosa, me cuesta creer que exista gente que gaste su tiempo haciendo el mal. A mí, un día de 24 horas no me alcanza. Me levanto muy temprano y me duermo tardísimo. Los domingos trabajo hasta las dos de la mañana. Si tuviera un poco de tiempo libre no lo usaría para hacer el mal. Porque tengo hijos y todo te puede volver. Trato de ser fuerte…

–Pero imagino que tenés una parte sensible…

–Me emociono con el reconocimiento de la gente que respeto. Cuando mis hijos me hicieron un video para el cumpleaños, cuando mis amigas viajaron cientos de kilómetros para verme... Valoro que Mauro siempre me ponga delante de todo y sea el primero en respetarme.

–¿Sentís que con Mauro es un amor para toda la vida?

–Sí, obvio. Nuestro amor es para toda la vida… Siempre gané mi dinero, soy independiente. No estoy con Mauro por ninguna otra cosa, ni él conmigo. Y para que exista este amor, obviamente basamos nuestra relación en el respeto que nos tenemos. Yo confío en él; y él, en mí.

–Tu relación con Maxi López, por lo que uno lee y escucha, se deterioró nuevamente. ¿Qué podés decir?

–Nada, que es triste que priorice su ego personal antes de lo que puedan pensar sus propios hijos. Desde que mis hijos aprendieron a leer, nunca podría decir nada. Estas cosas se resuelven en tribunales. Y es un juez el que te dará o no la razón. Hoy tengo la responsabilidad de la educación de mis hijos, soy una madre presente sin un padre y sin familiares cerca. Entonces debería ser más agradecido de los seres humanos que son y que eduqué.
Mauro y yo dedicamos nuestra vida a ellos. Desde que conozco a Mauro jamás fuimos al cine a ver una película para nosotros, porque si tenemos tiempo libre es para estar con ellos.

–Vos me habías dicho que les regalaste un celular a tus hijos para que hablen con Maxi.

–Sí, y tenían comunicación todos los días. Después de su última aparición decidí sacárselos y, directamente, hacer como me recomendó un juez italiano: utilizar un intermediario. El, cada vez que puede, continúa con su maltrato. Encima a alguien que, como te dije, hace tanto por sus hijos… Y que, además de no reconocerlo, invente lo contrario. Es muy grave y es un acto de maltrato. El decidió vivir en otra ciudad, yo no podría vivir lejos de ellos.

–Una pena porque estabas teniendo una relación mejor… o eso parecía.

–Yo nunca me peleo, no tengo problemas. Cualquiera que exponga algo así en público es sólo para hacer daño. El rencor, la envidia y la falta de respeto son cosas muy peligrosas. Porque no se vuelve atrás.

–Ahora, pasados los 30, más madura, ¿te notás menos polémica o sos la Wanda de siempre?

–No, esa Wanda queda al 100%, es la misma de siempre. Sólo que quizás después de ser madre, o por la edad, entendés un poco más las consecuencias o medís el costo-beneficio. Pero soy famosa por ser transparente y decir lo que tenga que decir, a cualquier costo. Pero siempre con la verdad.

–¿Sos feliz?

–Sí, porque valoro las cosas que no se pueden comprar con dinero. Como mi familia, por ejemplo.

–La última. Te conocemos hace más de una década, pero realmente, ¿quién es Wanda?

–Soy mamá, mujer, amiga, emprendedora, trabajadora, leal, humilde, divertida, sincera, directa… y buena mina.

Por Eduardo Bejuk
Fotos: Christian Beliera.

SEGUÍ LEYENDO:

Maxi López le apuntó nuevamente a Wanda Nara: "No estoy viendo a mis hijos, a veces hasta me prohíbe que les hable por teléfono"

Wanda Nara cumplió años y Mauro Icardi le hizo un millonario regalo

Leer mas

Agregar comentario

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.