Noticias De Bariloche

Vuelos irregulares, un reality show y una causa paralizada: la historia del mayor accidente civil de helicópteros de la Argentina

El accidente de helicópteros en Villa Castelli (Infobae)

El 9 de marzo de 2015, los helicópteros sanitarios de La Rioja y Santiago del Estero chocaron durante la filmación de un reality show en la localidad de Villa Castelli. Dos pilotos argentinos y ocho tripulantes franceses murieron. A cuatro años y medio de la tragedia, los familiares de las víctimas siguen reclamando justicia. La causa impulsada en el fuero federal de La Rioja tiene cinco imputados, pero está virtualmente paralizada y no avanzó sobre los principales responsables.

Hasta ahora la investigación se enfocó en determinar lo que el fallecido fiscal Horacio Salman definió como las “causas latentes” del accidente, es decir, una serie de irregularidades administrativas que desembocaron en la tragedia, pues los helicópteros que protagonizaron el accidente tenían matrícula pública, por lo que no podían ser usados con fines comerciales. Por eso la Fiscalía apunta a establecer quiénes autorizaron el traslado de las naves a Villa Castelli, aunque no profundizó esa búsqueda.

En el expediente de siete cuerpos al que accedió Infobae aparecen tres firmas en la ruta de esa maniobra irregular: la del entonces secretario de Gobierno y actual intendente, Alberto Paredes Urquiza; la de su jefe de despacho, José Martínez; y la del secretario de Turismo, Álvaro Del Pino. Pero sólo el último fue imputado. Los otros dos ni siquiera declararon como testigos. Tampoco volvieron a brindar su testimonio desde la fecha del accidente los organizadores del reality y el ciudadano sueco que planificó el vuelo fatal.

Dropped

La llamada “tragedia de Villa Castelli” fue el mayor siniestro ocurrido durante la filmación de un reality show. Y a nivel civil fue el accidente de helicópteros que más fallecidos provocó en la historia argentina. Sólo hubo uno con más víctimas fatales, pero tuvo como protagonista a una aeronave militar. Fue el 8 de octubre de 1996, cuando se desplomó un helicóptero Puma del Ejército en el Campo Argentino de Polo. Fallecieron 11 personas.

En este caso, la tragedia se produjo mientas la productora francesa ALP filmaba el reality show Dropped, traducido al español como Supervivencia al desnudo, que consistía en abandonar a los participantes con los ojos vendados en un lugar desconocido para que regresen por sus propios medios a la civilización.

Dropped consistía en abandonar a los participantes con los ojos vendados en un lugar desconocido
Dropped consistía en abandonar a los participantes con los ojos vendados en un lugar desconocido

Los protagonistas tenían que tener buenas aptitudes físicas. Por eso entre las víctimas mortales hay tres deportistas de elite: los medallistas olímpicos Camille Muffat (natación) y Alexis Vasgtine (boxeo), y la famosa regatista Florence Arthaud. También murieron los pilotos argentinos Juan Carlos “Pelado” Castillo –que era veterano de la Guerra de Malvinas– y Roberto Abate, los camarógrafos Laurent Sbasnik y Brice Guilbert, el sonidista Edouard Gilles y otros dos miembros de la producción, Volodia Guinard y Lucie Mei Dalby.

Camille Muffat, Florence Arthaud y Alexis Vastine
Camille Muffat, Florence Arthaud y Alexis Vastine (Shutterstock/)

La productora ALP ya había realizado dos ediciones de Dropped en Argentina y estaba filmando su tercera versión en el país, esta vez para la televisión francesa. Había grabado una primera parte en Tierra del Fuego y luego el equipo y los participantes se trasladaron a Villa Castelli, en el oeste riojano, al pie del cerro Famatina. Entonces, llegó el día de la filmación. La idea era que las aeronaves realicen un vuelo de formación de 360 grados antes de partir hacia la Quebrada de Yeso, donde iban a descender los participantes. Pero dos minutos después de despegar chocaron a unos 70 metros de altura. El siguiente video es una recreación hecha por la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC):

Recreación del accidente de los helicopteros LQ-CGK / LQ-FJQ (Infobae)

Quién planificó el vuelo

La JIAAC concluyó que se trató de un error humano, que se produjo por “la falta de apreciación de los pilotos de la cercanía o del déficit de separación de sus respectivas aeronaves”. El informe final habla de “deficiencias en la planificación”, pero nada dice de la falta de copilotos. No son pocos los que creen que la decisión de bajarlos para subir más pasajeros (¿y reducir los costos?) fue un factor clave.

Más allá de ese informe hay pocas medidas de prueba en el expediente orientadas a determinar las causas directas del accidente, pese a que está probado quién planificó el vuelo. Fue el supuesto militar sueco Peter Högberg, que en el dictamen del fiscal Salman aparece mencionado equivocadamente como Peter Hugberg.

Según su perfil de LinkedIn, desde hace casi 25 años Högberg presta servicios en las Fuerzas Armadas suecas “en diversas posiciones y entornos, incluidas varias operaciones en el extranjero con las fuerzas de la ONU, la OTAN y la UE”. Un testigo declaró en la causa que dijo peleó en la guerra del Golfo, pero Suecia no fue parte de esa contienda bélica y Högberg habría ingresado a las milicias de su país a principios del siglo XXI, una década después.

Peter Högberg
Peter Högberg

Como sea, Högberg es socio y gerente de la empresa Expeditionary Solutions Sweden, que fue contratada por ALP para encargase de la planificación y seguridad del reality. Lo confirmó Sébastien Petiot, entonces director de la productora, y el propio Högberg lo reconoció ante la justicia argentina en su única y breve declaración, tres días después del accidente. Sin embargo, nunca volvió a prestar testimonio, a pesar de que el fiscal Salman lo definió como el “responsable” del “esquema y manera de realizarse los vuelos”.

Es más: no hay franceses imputados. Tampoco volvió a declarar, por ejemplo, Nicolas Roussel, el ciudadano galo que representó a ALP en Argentina. Mientras, los familiares de las víctimas cada 9 de marzo vuelven a reclamar justicia, algo que ni siquiera consiguieron en su país: en Francia hubo una condena civil a la productora, y luego una sentencia penal contra la empresa, pero esta última fue desestimada por el Tribunal de Apelación.

El préstamo

Aunque estaba prohibido que el helicóptero sanitario de La Rioja hiciera vuelos comerciales, era habitual que la aeronave se alquilara para hacer traslados privados o filmar publicidades. La semana anterior, según las fuentes consultadas, había llevado a dos millonarios estadounidenses a un coto de caza en Salta. Algo similar habría ocurrido con el helicóptero de Santiago del Estero, del que casi no hay registros en el expediente.

En ese sentido, la Fiscalía investiga qué ocurrió bajo la siguiente premisa: si no se hubiera hecho la cesión ilegal del helicóptero no habría ocurrido el accidente. Y en la causa consta que todo comenzó cuando se elaboró el contrato por el préstamo gratuito de la aeronave, en el que ALP se comprometió a pagar sólo los gastos. La excusa del gobierno riojano para justificarlo fue que se iba a promover en Europa el turismo en Villa Castelli y su Quebrada de Yeso.

El contrato lo firmaron, supuestamente, el secretario de Turismo, Álvaro Del Pino, y el periodista Gustavo Gordonas, dueño de la productora Ifixit, que trabajaba para ALP. Pero cada parte tiene su versión: la empresa niega haber autorizado esa contratación y Del Pino rechazó haber firmado el documento.

El argumento de Del Pino tiene una cuota extra de suspicacia. En la primera versión del convenio que fue incorporada al expediente, su supuesta firma está tachada. Y la pericia se demoró una eternidad. La causa tuvo pocos movimientos desde que la fiscal Virginia Miguel Carmona, reemplazante del fiscal Salman, pidió traducir unos exhortos para enviar a París.

En la primera versión del convenio que fue incorporada al expediente, la supuesta firma está tachada
En la primera versión del convenio que fue incorporada al expediente, la supuesta firma está tachada

Lo que sí está claro es que ese convenio fue protocolizado a partir de un pedido que realizó quien era el director de la Secretaría de la Gobernación, José Martínez, actual secretario de Hacienda de la capital provincial. Lo hizo, según dijo, por pedido del actual intendente de La Rioja, Paredes Urquiza, que era su jefe. En el expediente hay un escrito con la firma del jefe comunal en el que ordena que el contrato sea escriturado. Por eso, el entonces gobernador Luis Beder Herrera lo responsabilizó alguna vez a través de un tuit. Sin embargo, ninguno de ellos fue citado a declarar.

La ruta del dinero

No son pocos los que creen que se dieron coimas y que había un enorme negocio detrás del alquiler del helicóptero. Hay una versión de que hubo un pago en el baño del aeropuerto de La Rioja. También se habla de que era habitual la sobrefacturación del helicóptero en un 25%, que no se blanqueaba e iba a parar al bolsillo de algunos funcionarios. Pero no hay constancias que lo acrediten. Lo único que está confirmado es que ALP abonó en blanco 29.039 dólares por 19 horas de vuelo de alta montaña, aunque al final fueron 16. Una llamativa curiosidad: el pago al gobierno de La Rioja por su helicóptero y el de Santiago del Estero.

Daniel Gorkich, director de Aeronáutica, recibió 29.100 dólares
Daniel Gorkich, director de Aeronáutica, recibió 29.100 dólares

El dinero lo trajo al país el productor francés Nicolás Roussel, y en al aeropuerto de Ezeiza se lo entregó a Gustavo Gordonas, quien a su vez se lo habría hecho llegar a Mariano Platero y Enrique Chumbita, dueño y representante –respectivamente– de Praia Rosa, una agencia de turismo local que trabajó en la producción. No obstante, fue Gordonas quien finalmente pagó. Le entregó 29.100 dólares al director de Aeronáutica, Daniel Gorkich, que unos días después los depositó en una cuenta oficial en el Banco Rioja.

Los imputados

La causa hasta ahora tiene cinco imputados, que están acusados por “causación culposa de un accidente aéreo agravado por el resultado de muerte”, un delito que tiene una pena de hasta 5 años de prisión. A su vez, por ser funcionarios públicos, a dos de ellos se les imputó además el delito de “incumplimiento de los deberes”, que también tiene una pena baja, de hasta 2 años de cárcel.

¿Quiénes son? Los funcionarios son Álvaro Del Pino y Daniel Gorkich, quien declaró que actuó por orden de Paredes Urquiza. También fueron imputados Gustavo Gordonas y su esposa Carola Iujvidin, socia suya en la productora Ifixit y cuyo papel en la realización de Dropped no está claro.

Daniel Gorkich y Álvaro Del Pino
Daniel Gorkich y Álvaro Del Pino

En la causa solo hay algunos mails que demuestran que Carola Iujvidin intervino en la preparación de la filmación, pero no parecería haber tenido un rol protagónico. Esos correos fueron traducidos al español por un perito de Gendarmería que increíblemente utilizó el traductor de Google, lo que dio lugar a inexactitudes. El error más grosero fue traducir en un email sobre un seguro la palabra “equipment”, que alude al equipamiento (material), como si se refiriera al equipo (humano). La misiva terminaba diciendo que era “muy importante” contar con el seguro porque “la mierda sucede”. Y la mala traducción llevó al fiscal Salman a considerar equivocadamente que la necesidad de asegurar a los pasajeros fue un “presagio de lo que finalmente sucedió”.

El último imputado es Mariano Platero, uno de los dos dueños Praia Rosa, de la que se habló muchísimo, porque la venta del fondo de comercio de la agencia de turismo contratada por ALP a la empresa Cerro Riojano SA se publicó al otro día del accidente en el Boletín Oficial, lo que despertó muchas dudas. Según declaró Platero, esa operación se realizó para ocultar la empresa del patrimonio de su entonces propietario frente a un posible juicio de su ex esposa.

Aunque la investigación luego lo desmintió, el gobernador Beder Herrera aseguró que el helicóptero había sido prestado a Praia Rosa. En esa línea, se sospecha que fueron Platero y Chumbita quienes gestionaron el préstamo de la nave.

No obstante, Chumbita, que sería hijo de un ex juez, no fue imputado. Muchos lo ubican como el vínculo de la producción del reality con Paredes Urquiza y el gobierno riojano. En medio de los rumores hay un parte de prensa de la agencia Europa Press que relata un viaje que ambos hicieron en 2007 a Logroño, España, cuando Paredes Urquiza era diputado y Chumbita, “representante del gobernador”. Sí se sabe que Praia Rosa tenía vínculos con el Ejecutivo, porque había logrado la concesión exclusiva hasta el año 2043 de la explotación de la Quebrada del Yeso, a donde se iba a filmar el reality. Por eso la oposición denunció tras el accidente que la empresa “estaba promocionando un negocio privado con el helicóptero de todos los riojanos”.

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.