Noticias De Bariloche

Voces a favor y en contra de la reducción del peso mínimo de faena de las hembras

Una de las noticias agropecuarias de la semana fue la decisión que adoptó la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de reducir el peso mínimo de faena para las hembras de 300 a 245 kg vivo. La medida entrará en vigencia el próximo 15 de abril, y provocó reacciones a favor y en contra de la misma.
Desde la Sociedad Rural Argentina expresaron que la Resolución de Agroindustria “se encuentra en el camino correcto y le permite al criador percibir un mejor precio para sus terneras. Estamos convencidos que la ganadería argentina puede generar más producción que garantice mayor oferta de carne tanto para el mercado interno como la exportación, y que esto debe lograrse a través de incentivos”.
A partir de una mayor demanda internacional de animales pesados, “creemos que el mayor peso de faena debe procurarse a través de incentivos de mercado y no de penalidades, por lo que abogamos por la ausencia total de restricciones o intervenciones por parte del Estado en esta cuestión”, manifestaron los..

Una de las noticias agropecuarias de la semana fue la decisión que adoptó la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de reducir el peso mínimo de faena para las hembras de 300 a 245 kg vivo. La medida entrará en vigencia el próximo 15 de abril, y provocó reacciones a favor y en contra de la misma.

Desde la Sociedad Rural Argentina expresaron que la Resolución de Agroindustria "se encuentra en el camino correcto y le permite al criador percibir un mejor precio para sus terneras. Estamos convencidos que la ganadería argentina puede generar más producción que garantice mayor oferta de carne tanto para el mercado interno como la exportación, y que esto debe lograrse a través de incentivos".

A partir de una mayor demanda internacional de animales pesados, "creemos que el mayor peso de faena debe procurarse a través de incentivos de mercado y no de penalidades, por lo que abogamos por la ausencia total de restricciones o intervenciones por parte del Estado en esta cuestión", manifestaron los integrantes de la rural mediante un comunicado de prensa.

Otro de los sectores que se expresó a favor de la medida, fue la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), una entidad que desde hace tiempo venía reclamando por la misma porque consideraban que "existen sobradas razones técnicas de índoles biológicas, regiones productivas, razas de hacienda, disponibilidad de alimentos, económicas y financieras, que determinan que el peso mínimo de faena debe ser diferente para machos y hembras".

Para FIFRA, "la decisión del Secretario del Agroindustria implica una ayuda económica indirecta pero efectiva a los productores, un mejor valor para la venta de las terneras en la presente zafra, y para los que dispongan de alimentos, poder venderlas terminadas y así mejorar sus ingresos. Es una clara medida de ayuda al criador y productor ganadero".

También consideraron que la baja del peso mínimo de faena en las hembras, "ayudará para que haya en lo inmediato un mayor encierre y por consiguiente una reactivación del sector del feedlot, que había registrado una caída en la cantidad de animales encerrados".

Por último, la entidad expresó: "Esta decisión no ocasiona una menor producción de carne como algunos intentan hacer creer; por el contrario, permite que muchos terneros vayan a la producción de novillos porque el consumo estará suficientemente abastecido".

En contra de la medida

El Consorcio de Exportadores de Carnes Argentina (ABC), que representa a los exportadores de carne vacuna, transmitió su rechazo a la Resolución de Agroindustria, y consideró que se "ha retrocedido de manera categórica en la recuperación de la producción de carnes."

"Indudablemente con la medida adoptada se producirá menos volumen de carnes, a contramano total de las políticas de los países competidores, que incentivan permanentemente la faena de animales pesados y la recuperación en kilogramos del stock ganadero", manifestaron los representantes del sector exportador.

A su vez, recordaron que cuando esta medida se aplicó tiempo atrás y por tres meses, "se mataron 73.000 animales livianos más que en el mismo trimestre del año anterior, lo que significó una pérdida en el peso promedio de faena de hembras de 6 kg, y una pérdida de producto de 5.300 toneladas de carne. Con la nueva medida Argentina producirá 22.000 toneladas de carne menos al año por un valor de 100 millones de dólares".

Según los exportadores, en momentos donde la Argentina necesita hacer frente a una demanda cada vez más activa e incrementar su oferta, "resulta sumamente extraño poder entender quién o quiénes serán los pocos beneficiados con la medida. Argentina volverá a tener medias reses de 70 kg en su comercialización de carnes, favoreciendo a determinados intereses particulares y castigando al bien general de todos los operadores de la cadena de ganados y carnes".

Para que el sector pueda recuperarse, "es fundamental la transparencia y el control de la evasión, que hoy alcanza niveles alarmantes. En tal sentido, la resolución adoptada incentiva la operación de los sectores informales que son los interesados en contar con hacienda liviana", concluyeron los integrantes del Consorcio ABC.

También los integrantes de la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), entidad que nuclea y representa a empresas dedicadas al engorde a corral en la Argentina, expresó su disconformidad y desacuerdo de aplicar una baja en el peso mínimo de faena a las hembras, y solicitaron "la realización de una revisión y reconsideración del plazo y que se generen los espacios adecuados para tomar una decisión acorde a la ganadería que todos apostamos", manifestaron en un documento.

Por otro lado transmitieron su preocupación por la falta de medidas de mediano y largo plazo que permitan generar proyectos productivos y de valor agregado.

"Lamentablemente una vez más nos encontramos que de un día para el otro y sin consenso previo se modifica una normativa que lleva 13 años de vigencia. Más grave aún es que su plazo de entrada en vigencia, de tan solo 40 días, modificará gravemente el régimen actual de comercialización de hacienda sin permitir la ventana adecuada que contemple la salida a faena de las terneras hembras que se encuentran actualmente en proceso de engorde y recría", comentaron, a lo que agregaron, "la medida requiere de plazos acordes a los ciclos ganaderos para su puesta en marcha debiendo entrar en vigencia idealmente el 1/8/19 pero nunca antes del 1/7/19".

Leer mas

Agregar comentario

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.