Noticias De Bariloche

Victoria Donda y Mariano Recalde competirían en la primaria porteña del kirchnerismo

Después de ‘separarse’ de Humberto Tumini, Victoria Donda lanzó Somos, un espacio propio

“Si Victoria Donda quiere salir en los diarios que se ponga plumas”. Era septiembre del 2015 cuando Axel Kicillof generó polémica con una frase a la que hoy calificarían, por lo menos, de ‘machirula’. Esa vez el roce fue por el reclamo judicial de la diputada para que se difundieran los índices de pobreza. Tres años y medio después el ex ministro de Economía y diputado nacional se acercó a su colega en el encuentro del PJ que se realizó a mediados de abril en Avellaneda. Y se sacaron una foto. Dicen que nunca aclararon aquella desafortunada expresión pública pero Donda, que con los años fue domando su carácter combativo, le sonrió con su media sonrisa y posó con él y con otros dirigentes de su generación. Ese día hubo varias imágenes: una de ellas con Kicillof y otra, en la que se la vio más cómoda, con el ex ministro y el diputado del Movimiento Evita, Leo Grosso, junto a los dos. En la tercera, además de Grosso y de Itaí Hagman, la abrazaban Kicillof y Eduardo ‘Wado’ de Pedro, los menos irascibles de la agrupación K. “Más buscan joder a la gente, más nos unimos para ganarle a Macri y Vidal”, escribió Grosso en las redes sociales al compartir esa imagen.

Leonardo Grosso, Itaí Hagman, Axel Kicillof, Victoria Donda y Eduardo ‘Wado’ de Pedro
Leonardo Grosso, Itaí Hagman, Axel Kicillof, Victoria Donda y Eduardo ‘Wado’ de Pedro

Grosso se crió en un hogar de militantes políticos donde en los 70 se escondía a aquellos que escapaban de la dictadura, incluso a algunos montoneros. A Donda en cambio la crió un represor de la ex Esma, junto a otra niña apropiada como ella. En los 90, cuando todavía usaba el nombre que figuraba en su DNI, Analía, discutía con el prefecto Juan Azic y empezaba su militancia política sin saber que desde Abuelas de Plaza de Mayo descubriría que era la hija de María Hilda Pérez y José Donda.

Su vida se hizo pública como hija de desaparecidos y nieta que había recuperado su identidad cuando aún no había procesado toda la verdad. Militante desde la secundaria, en 2007 accedió a una banca como diputada nacional al sumarse al Frente para la Victoria pero un año después el Movimiento Libres del Sur se alejó y ella también. En diciembre del 2011 juró como diputada del Frente Amplio en el que acompañó a Hermes Binner, opositor al kirchnerismo. Ese día militantes de La Cámpora le gritaron y la silbaron desde los palcos en la Cámara de Diputados. Donda oyó un insulto pero en la agrupación kirchnerista se defendieron diciendo que habían gritado el nombre de un militante que había salido con ella. En 2015 fue reelecta por la alianza Progresistas que conformó con el GEN de Margarita Stolbizer, una de las mayores denunciadoras de Cristina Kirchner a quien acompañó también dos años después cuando fue candidata a senadora con Sergio Massa y 1País.

Antes de ‘volver’, hubo una sucesión de pasos. Primero conformó un interbloque con Grosso y las diputadas Lucila de Ponti, Silvia Horne y Araceli Ferreyra. Después se separó de Humerto Tumini y finalmente conformó un nuevo interbloque en la Cámara baja, Red por la Argentina, con el Movimiento Evita y diputados que dejaron el Frente Renovador como Felipe Solá y Facundo Moyano. En ese marco y mientras Tumini se acercaba al peronismo de Juan Manuel Urtubey la diputada presentaba Somos, espacio político desde el que empezó a bosquejar su idea de ser candidata a jefa de gobierno de la Ciudad tras tres mandatos como diputada nacional.

Donda vive en Capital y aunque se crió en el Conurbano nació en el ex centro clandestino de detención que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada a metros del límite entre Núñez y Vicente López.

Por ahora el precandidato a presidente de Donda es Solá con quien formó el bloque Red Argentina
Por ahora el precandidato a presidente de Donda es Solá con quien formó el bloque Red Argentina

A pesar de aquellos roces con La Cámpora dicen que la diputada ha tenido buen vínculo con el diputado Máximo Kirchner y que varias veces se juntaron para debatir la Ley previsional. Más notoria fue su cercanía con Mayra Mendoza, una de las diputadas cristinistas que impulsó junto con Donda la ley de interrupción voluntaria del embarazo el año que pasó. Con Mendoza y otros legisladores compartió ‘sororidad’.

Las últimas puntadas al acercamiento las dio, como varios de los ‘expulsados’ o ‘autoexcluidos’ de la década K, con Alberto Fernández. El propio Fernández volvió al entorno de Cristina y después de varias charlas con Donda tejieron lo que se concretará próximamente: la conformación de un espacio de unidad de gran parte de la oposición porteña en el que confluirán “En Marcha” y La Cámpora-Unidad Ciudadana.

Para lograr el acercamiento el ex jefe de gabinete Fernández participó de actividades de Barrios de Pie, de Daniel Menéndez, y fue al lanzamiento de Somos, la agrupación que la tiene como líder.

“No es solo un claro acercamiento electoral, en situaciones de crisis y emergencia hay que tener la grandeza de ver qué hace falta y hoy hace falta unidad, la puerta de salida de la crisis se construye con unidad”, dijo Donda días atrás en una entrevista en Radio Cultura. También habló de una “relación fluida” con el kirchnerismo en la que hay “diferencias y respeto en esas diferencias”. Incluso admitió: “En estos años todos cambiamos y hemos aprendido a convivir con esas miradas diferentes” y pidió “contundencia para ganar en primera vuelta”.

Pino Solanas lanzó su espacio junto con Máximo Kirchner y Victoria Donda
Pino Solanas lanzó su espacio junto con Máximo Kirchner y Victoria Donda

La semana pasada Fernando ‘Pino’ Solanas presentó un Frente Patriótico opositor en Capital. La foto no pasó inadvertida: al cineasta y senador lo acompañaron Felipe Solá, Máximo Kirchner y Victoria Donda. Fue algo parecido a lo que ocurrirá el próximo lunes cuando se presente “En Marcha”, espacio que conforman Nuevo Encuentro, Unidad Popular, Seamos Libres, el PJ Capital que lidera Víctor Santa María, Vamos, el PCR y el Movimiento Evita. Proyecto Sur, de Pino Solanas, figura como fuerza invitada al evento que tendrá lugar en la Sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza. Todos ellos confluirían luego en una lista o en dos listas que competirían en la misma PASO.

¿Cómo termina la historia?

Como en el resto del mapa político depende de la decisión de Cristina Kirchner, con quien Donda no ha hablado, aseguran.

En borrador se viene conversando un gran acuerdo opositor porteño que tenga un candidato a presidente que sería Cristina Kirchner, si se lanza, y una única lista de diputados y senadores nacionales. En ese marco, un sector vería con agrado un Solá como candidato a vice. Si CFK no es candidata, para Donda el candidato es Felipe Solá. Según sea el anuncio de la ex presidenta, se acomodarían y repartirían el resto de las candidaturas.

Ahora bien, con unidad o sin ella, en la categoría legisladores porteños y jefe de gobierno podría haber PASO. Medirían fuerzas Mariano Recalde por Unidad Ciudadana y Victoria Donda en representación de “En Marcha”. El Frente Patria Grande de Juan Grabois, que tiene serias diferencias con La Cámpora en las provincias, podría acordar con Recalde y sumar un precandidato a la lista de diputados nacionales como Itaí Hagman y uno para los legisladores de la Ciudad.

De medirse en una PASO, quienes acompañan al ex titular de Aerolíneas Argentinas recomiendan un encuentro previo entre Recalde y Donda. El que gane sería candidato y el otro acompañaría. Se habla sobre la posibilidad de integrar las listas con el sistema D’Hont pero sin un piso mínimo de manera que todos puedan estar representados. En este marco un escenario posible es que producto de un acuerdo mayor alguno de los dos desista de su precandidatura.

Si hay PASO, en La Cámpora confían en tener mayor estructura pero ¿qué pasa si en las PASO, abiertas y obligatorias, ganara Donda? En ese escenario sería la candidata de todos, incluida La Cámpora cuyos militantes tendrían que salir a la calle embanderados con su nombre. Lo mismo si hay candidatura única y ella es la figura consensuada.

Nadie descarta la unidad como tampoco la integración de todas las listas. Hay quienes creen que sería más conveniente para unir fuerzas y superar el 22% del peronismo en el distrito. Otros creen que la competencia interna es lo que ayuda a subir el piso. Y aún hay quienes esperan sumar al presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, que también podría ser una opción para jefe de gobierno.

Para senador hay distintos precandidatos posibles: Carlos Tomada, Pino Solanas o Daniel Filmus que también ha sido un puente entre el peronismo K y la diputada nacional y con quien ha presentado varios proyectos durante los años que llevan compartidos en la Cámara baja.

Son escenarios posibles que para acomodarse requieren de la definición de Cristina porque si el principal lugar es para ella tal vez deba ceder algunos casilleros el kirchnerismo más duro. Pero que irán todos juntos, con o son PASO, ya es un hecho.

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.