Noticias De Bariloche

Un joven asesinado en un exclusivo barrio se transforma en la víctima 21 de una “epidemia” de ataques con cuchillos en Reino Unido

Soñaba con ser cirujano cardiovascular, pero se convirtió en una nueva víctima de lo que los medios británicos llaman “una epidemia de ataques con cuchillos”. Desde que comenzó el año, 21 personas fueron asesinadas con cuchillos o elementos cortantes en el Reino Unido, y las autoridades se encuentran desconcertadas ante lo que consideran un aumento de la “violencia sin sentido”.
El joven Yousef Ghaleb Makki, de 17 años, fue apuñalado en Hale Barns, un suburbio de Manchester donde viven futbolistas (las estrellas del United Paul Pogba, Victor Lindelöf y Fred), famosos y empresarios. El joven murió pocas horas después de que Jodie Chesney, también de 17 años, fuera apuñalada en un “ataque no provocado” en un parque en las afueras de Londres.
Yousef Ghaleb Makki tenía 17 años, vivía en un modesto apartamento con su familia y estaba becado en una exclusiva escuela de Manchester. Murió tras ser apuñaladoMientras las autoridades analizan cómo poner fin a la crisis desatada por el aumento de ..

Soñaba con ser cirujano cardiovascular, pero se convirtió en una nueva víctima de lo que los medios británicos llaman "una epidemia de ataques con cuchillos". Desde que comenzó el año, 21 personas fueron asesinadas con cuchillos o elementos cortantes en el Reino Unido, y las autoridades se encuentran desconcertadas ante lo que consideran un aumento de la "violencia sin sentido".

El joven Yousef Ghaleb Makki, de 17 años, fue apuñalado en Hale Barns, un suburbio de Manchester donde viven futbolistas (las estrellas del United Paul Pogba, Victor Lindelöf y Fred), famosos y empresarios. El joven murió pocas horas después de que Jodie Chesney, también de 17 años, fuera apuñalada en un "ataque no provocado" en un parque en las afueras de Londres.

Yousef Ghaleb Makki tenía 17 años, vivía en un modesto apartamento con su familia y estaba becado en una exclusiva escuela de Manchester. Murió tras ser apuñalado

Mientras las autoridades analizan cómo poner fin a la crisis desatada por el aumento de los ataques con cuchillos -el secretario de Interior Sajid Javid dijo en Twitter que se reuniría con los jefes de policía "para detener esta violencia sin sentido"-, The Telegraph informó que un análisis de los datos del Servicio Nacional de Salud (NHS, por su sigla en inglés) sugiere que ha habido un aumento del 93% en el número de menores que han sido atendidos por heridas causadas por cuchillos y otros objetos cortantes en los últimos 5 años.

Young people are being murdered across the county & it can’t go on. We’re taking action on many fronts & I’ll be meeting police chiefs this week to hear what more can be done. Vital we unite to stop this senseless violence

— Sajid Javid (@sajidjavid) March 3, 2019

Yousef yacía junto a un árbol cuando fue hallado en una calle del exclusivo barrio de Hale Barns, en los sububios de Manchester, una de las zonas más caras fuera de Londres, con mansiones valuadas en más de millón de dólares. El joven murió tras ser trasladado al hospital en la tarde del sábado.

Dos jóvenes de 17 años fueron arrestados por ser sospechosos de asesinato y continúan bajo custodia policial. Además, fueron incautadas dos bicicletas de montaña. Según trascendió, serían hijos de familias acomodadas.

El joven vivía con su madre Deborah, de 54 años, y un hermano de 15 en un modesto departamento, y había obtenido una beca para estudiar en el exclusivo Manchester Grammar School, una exclusiva escuela privada que cuenta entre sus ex alumnos a los actores Ben Kingsley y Chris Addison, además de Kai Rooney, hijo del futbolista Wayne Rooney.

Según contó un vecino de la familia, el joven se encontraba en Hale Barns visitando amigos de la escuela cuando fue atacado.

El detective superintendente Phil Reade, a cargo del equipo que investiga el hecho, aseguró que "un grupo de dedicados investigadores han estado trabajando tratando de establecer exactamente qué fue lo que sucedió". Por el momento, sólo se sabe que el joven fue atacado y a pesar de que algunos medios sensacionalistas aseguraron que podría haber una disputa por drogas, los primeros elementos apuntan a un ataque no motivado.

Mediante una web de crowdfunding, amigos del joven han recaudado más de 9000 libras esterlinas para su funeral, bajo el lema "Para ayudar a su familia, y darle la despedida que merece, ya que muchos lo extrañarán".

Jodie Chesney tenía 17 y estaba con su novio cuando dos adolescentes se le acercaron y, sin mediar palabras, la apuñalaron por la espalda en el este de Londres
Jodie Chesney tenía 17 y estaba con su novio cuando dos adolescentes se le acercaron y, sin mediar palabras, la apuñalaron por la espalda en el este de Londres

Poco antes de que muriera Yousef, la joven estudiante Jodie Chesney, también de 17 años, fue apuñalada en la noche del viernes en el este de Londres, en lo que su familia consideró un ataque totalmente aleatorio y no provocado contra una hermosa, encantadora y peculiar jovencita con toda su vida por delante". "Todos estamos devastados", agregó Dave Chesney, el tío de Jodie.

Jodie había estado celebrando el cumpleaños de su padre antes de ir al parque con su novio, Eddie Coyle, de 18 años, y cuatro amigos. Allí, vieron a dos adolescentes merodeando cerca a las 9 pm.

Un portavoz de Scotland Yard dijo que los adolescentes -hombres de raza negra- regresaron media hora después, caminaron directamente hacia el grupo, y uno de ellos apuñaló a Jodie dos veces por la espalda, sin decir nada.

Los testigos dijeron que Jodie fue seleccionada al azar por los hombres, que vestían de negro y llevaban pañuelos o máscaras.

En una publicación de Facebook, la abuela de Jodie, Debbie Chesney, dijo: "¿Cómo hemos llegado a este punto en el que los niños no pueden pasear por un parque sin un ataque no provocado?".

La primera ministra británica Theresa May en una sesión del Parlamento, en enero pasado (Foto: Reuters)
La primera ministra británica Theresa May en una sesión del Parlamento, en enero pasado (Foto: Reuters)

La primera ministra británica Theresa May insistió en que no había "ninguna correlación directa" entre los recortes de policías y el aumento de los crímenes con cuchillos.

"Si observas las cifras, lo que ves es que no hay una correlación directa entre ciertos delitos y el número de policías. Lo que importa es cómo nos aseguramos de que la policía esté respondiendo a estos actos criminales cuando ocurren, que las personas comparezcan ante la Justicia. Pero lo que también importa es, como gobierno, que veamos los temas que subyacen a este uso de cuchillos y que actuamos sobre ellos. Ese es un enfoque intergubernamental, no se trata solo de la policía, se trata de todo el gobierno y es todo el gobierno el que está respondiendo".

Para May, "gran parte" de los ataques están relacionado con "diputas de pandillas" y "drogas".

Por día, el sistema de salud británico atiende en promedio a tres niños apuñalados, una tasa de delitos con cuchillos que se ha elevado al nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial.

Más sobre este tema:

Murió Luke Perry, el actor de "Beverly Hills 90210"

"Nos casamos en su cuarto cuando tenía 10 años": el testimonio de una presunta víctima de Michael Jackson

La carroza más ovacionada del carnaval de Río de Janeiro representa a policías custodiando presos

Leer mas

Agregar comentario

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.