Noticias De Bariloche

Tatuajes, celos enfermizos y una obsesión sin límites: perfil del hombre acusado de matar a balazos a su mejor amiga en Caseros

“Teco” Fernández , el acusado por el crimen (foto de Facebook)El domingo pasado, poco antes de las dos de la madrugada, Carmen Alejandra Luján (30) regresó a su departamento de la calle Sabatini al 4700, en Caseros, después de pasar un gran día junto a sus amigos y algunos familiares. Primero habían compartido un asado en la casa de la joven el sábado al mediodía y por la noche disfrutaron de los distintos corsos, en el marco del Fin de Semana de Carnaval. Pero una desagradable sorpresa estaba por cambiarlo todo.
Después de entrar al departamento, Carmen se encontró con que un hombre la estaba esperando en el living de su propia casa. Aunque no era cualquier persona. Se trataba de Sergio Elbio “Teco” Fernández (35), un amigo muy cercano que conocía desde hace varios años y que, muy alterado, comenzó a recriminarle por qué había salido, por qué había tardado en volver y lo peor de todo: por qué ella no quería que fueran novios. Lo más insólito del planteo era que el propio “Teco” había ..

“Teco” Fernández , el acusado por el crimen (foto de Facebook)

El domingo pasado, poco antes de las dos de la madrugada, Carmen Alejandra Luján (30) regresó a su departamento de la calle Sabatini al 4700, en Caseros, después de pasar un gran día junto a sus amigos y algunos familiares. Primero habían compartido un asado en la casa de la joven el sábado al mediodía y por la noche disfrutaron de los distintos corsos, en el marco del Fin de Semana de Carnaval. Pero una desagradable sorpresa estaba por cambiarlo todo.

Después de entrar al departamento, Carmen se encontró con que un hombre la estaba esperando en el living de su propia casa. Aunque no era cualquier persona. Se trataba de Sergio Elbio "Teco" Fernández (35), un amigo muy cercano que conocía desde hace varios años y que, muy alterado, comenzó a recriminarle por qué había salido, por qué había tardado en volver y lo peor de todo: por qué ella no quería que fueran novios. Lo más insólito del planteo era que el propio "Teco" había estado casi todo el sábado con ella tanto en el asado como en los corsos.

Familiares en el velatorio de Carmen Luján (foto Franco Fafasuli)
Familiares en el velatorio de Carmen Luján (foto Franco Fafasuli)

La joven, como hizo desde el momento que se conocieron, le explicó que ella sólo lo veía como un amigo, que agradecía mucho la amistad que habían entablado pero que de ninguna manera iba a aceptar ningún tipo de reclamo por el simple hecho de que ella era una mujer libre sin compromiso. Carmen, al ver que Fernández estaba completamente sacado y no entraba en razón, optó por tranquilizarlo y pedirle que se quedara esa noche en el departamento, en uno de los dos cuartos. El hombre aceptó y los ánimos lograron apaciguarse. Al menos por esa noche.

La mañana del domingo, aún con el hombre en la casa, la joven mantuvo una comunicación con su hermana. Le contó del episodio con "Teco" y que a pesar del tenso momento, "todo estaba bien". Sería la última conversación que mantendrían. "Ese día por la mañana recibo un mensaje de este tipo en el que me dice que Carmen 'se estaba mandando cualquiera', que estaba saliendo con otra persona. Como enojado por eso. Yo le pregunté si él estaba con ella y no me contestó. Entonces lo que hice fue llamar a mi hermana y preguntarle si estaba bien. Carmen me contestó, me dijo lo que había pasado la noche anterior pero que había logrado calmarlo a Fernández. Que lo dejó quedar esa noche para tranquilizarlo. Le dije entonces que mamá estaba por llegar al departamento y que cualquier cosa que surgiera me avisara", relató María, la hermana de la víctima en diálogo con Infobae.

La víctima recibió dos disparos (foto Franco Fafasuli)
La víctima recibió dos disparos (foto Franco Fafasuli)

Ese día, la mamá de la joven había quedado en ir a visitarla para ultimar los detalles del viaje a Cuba que estaban por iniciar al día siguiente. A eso de las 13:30, la mujer llegó al departamento de su hija, tocó el timbre y nadie contestó. Vio que la puerta estaba apenas cerrada, ingresó y se encontró con lo peor: la joven de 30 años estaba en el piso sobre un gran charco de sangre. Alguien le había disparado dos tiros en la cabeza y escapó. No había señales de algún forcejeo y todo estaba en orden. "A eso de las 15, mi mamá me llamó y me dijo que Carmen estaba muerta. Primero pensé que se había suicidado o que había sido un robo. Hasta pensé que era el ex marido, con quien estaba en trámite de divorcio. Entré en una crisis. Después recordé lo del "Teco" y me cayó la ficha. No aguantó su obsesión y le pegó dos tiros. La mató", dijo María.

El asesino y su víctima
El asesino y su víctima

Horas más tarde, Fernández finalmente se presentaría ante personal de la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Parque Patricios. En un comienzo, intentó explicar que Carmen era su novia y que se había suicidado delante de él. Pero su historia, confusa, no cerraba y terminó confesando el crimen. En su poder tenía un revólver calibre 32 sin numeración que había sido disparado dos veces y quedó detenido e imputado por el delito homicidio calificado por el uso de arma de fuego.

El perfil de "un violento que no pudo con sus celos"

Así definió María a Fernández, cuyo camino de obsesión, celos y una amistad enfermiza comenzó a tejerse en el año 2012, cuando Carmen ingresó como empleada al Ferrocarril San Martín. "Él era artesano. Trabajaba en los talleres cuando mi hermana entró. Mi papá, que también era empleado, los presentó. Desde ese momento, él manifestó el amor por Carmen y se hicieron amigos. Muy amigos", contó la hermana.

No fue una amistad normal. Al ver que la joven siempre le dejó en claro que sólo lo aceptaba como amigo, "Teco" optó por convertirse en parte de la familia. De pronto así conservaba la esperanza de que su amiga lo empezara a ver con otros ojos, pero no fue así. "Nosotros lo conocimos y era muy amable. Era de una personalidad sumisa, nunca contestaba mal. Siempre estaba de buen humor y le expresaba todo lo que sentía a mi hermana. Ella siempre le dijo que sólo eran amigos y que así se iban a mantener. Pero eso no le importaba y le hacía regalos todo el tiempo. Estaba obsesionado, pero nunca imaginamos que iba a pasar de eso. Creímos que estaba todo controlado", agregó.

Su nivel de obsesión llegó a niveles insospechados. Hace poco más de año, cuando uno de los hermanos de la joven murió en un accidente de tránsito, toda la familia decidió hacerse un tatuaje en su honor. "Teco", para no sentirse menos y demostrar su amor, hizo lo propio. Se dibujó la misma inscripción. Sin embargo no fue el único tatuaje. Previamente, el albañil se tatuó en una de sus muñeca la palabra CAL, las iniciales de su mejor amiga.

"Yo entiendo que la quería, pero ¿quién se tatúa el nombre de un amigo? Nadie", dijo María.

Fernández literalmente se metió en la familia de Carmen. Cenaba con ellos aunque la joven no estuviera presente, ayudaba en cosas domésticas y hasta expresaba su amor por todos en las redes sociales. Era casi como un hijo más. Pero detrás de todo se escondía un monstruo. "De él no sabíamos casi nada. Sé que tiene un hijo de 12 años y una ex mujer que le puso una perimetral. Esto contado por él mismo. Su mamá vive en Parque Patricios y hace un año más o menos que estaba desempleado porque lo echaron del ferrocarril por un fraude que cometió", reveló la mujer.

Después de trabajar en los talleres, a Fernández lo trasladaron al sector de recursos humanos de la empresa que se dedica a la liquidación de sueldos, Según relató María, descubrieron que cometía estafas con el dinero de los ferrocarriles: le aumentaba el salario a sus compañeros o le seguía pagando a los trabajadores que estaban de licencia.

La joven recibió dos tiros en la cabeza
La joven recibió dos tiros en la cabeza

"En el último tiempo se puso más denso. Todo el tiempo le recriminaba y le pedía explicaciones. De hecho estaba enojado porque se iba de viaje a Cuba, ya que creía que mi hermana 'lo iba a olvidar'. Pero no entendía que era un simple viaje de vacaciones", lamentó María quien está segura que todo fue planificado y no fue un impulso como se presupone.

Las sospechas de la hermana no son infundadas. Durante la noche del sábado, mientras todos disfrutaban de los corsos, "Teco" le dijo a Luján que debía irse hasta el barrio de Parque Patricios porque a su hermano supuestamente lo habían apuñalado. La joven lamentó la situación y hasta se sintió triste porque su amigo debía cortar con el festejo y atender una situación familiar dramática. "Al final nada de eso fue cierto. Simplemente era parte de un plan premeditado para matarla. Estuvo toda la noche en el cuarto de al lado, dijo lo del hermano, planificó todo y hasta quiso simular un suicidio. De eso estoy segura", sostuvo la mujer.

La fiscal Marcela Costa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial San Martín, quedó a cargo del caso.

Seguí leyendo

Mató a su mejor amiga y quiso simular un suicidio: "Estaba obsesionado con ella"

Leer mas

Agregar comentario

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.