Noticias De Bariloche

Sogas, redes y plástico: la alarmante realidad del parche de basura más grande del océano Pacífico

Debido a los plásticos que se arrojan en los mares y océanos del mundo, se fueron formando grandes “islas” de residuos. Una de ellas constituye el gran parche de basura del Pacífico, el más grande de todos. El territorio que abarca es entre San Francisco y Hawái, y su tamaño es el doble del de Texas. Es el más grande de los cinco parches que hay en los océanos del planeta.

La basura que se ha ido acumulando en el Océano pacífico oriental entre California y Hawái es alarmante. En total posee 1,8 billones de pedazos de basura. De esa imponente cifra, una mitad está compuesta por residuos de pesca como sogas y redes; la otra mitad son plásticos.

El gran parche de basura del pacífico, es el más grande de todos los que existen en el planeta y posee un total de 1,8 billones de pedazos de basura.

Y es que en el mundo cada año se producen más de 350 millones de toneladas de plástico. 8 millones de ellas terminan sin escala en todo el océano.

El plástico es un material compuesto por resinas, proteínas y otras sustancias que lo hacen fácil de ser manipulado, y tiene la virtud de cambiar de forma de manera permanente dependiendo de la compresión y temperatura. Es resistente (desaparecer le lleva años) y liviano, por lo que se lo eligió para hacer una infinidad de productos, desde una botella de gaseosa hasta un juego de muebles para el jardín.

Debido a su composición, es uno de los elementos que más tiempo tarda en degradarse y en ese proceso colabora de manera directa en la contaminación del Ambiente y de las aguas. Tanto es así que las ONG ambientalistas reclaman que se los ponga a la misma altura que el Cambio Climático, ya que durante su descomposición provocan gases de efecto invernadero.

(Sutterstock)
Entre los residuos, se encuentran con mayor presencia los elementos de pesca y el plástico (Sutterstock)

Por otro lado, los microplásticos miden hasta 5 milímetros y provienen de fuentes como los cosméticos, ropa, elementos de pesca, plásticos de uso cotidiano que se degradan y otros de procesos industriales. Todos permanecen en el medio ambiente en altas concentraciones y afectan a los ecosistemas marinos y lacustres porque no son biodegradables. Eso significa que se desintegra en partículas cada vez más pequeñas que son absorbidas o ingeridas por muchos organismos, alojándose en sus cuerpos y tejidos.

Ante este escenario planteado, la fundación Ocean Cleanup lanzó en el 2018 el primer sistema de limpieza de océanos del mundo llamado Wilson en San Francisco para enfrentar el “Gran Parche de Basura del Pacífico”. La enorme tubería de 600 metros de largo que buscó retirar la mitad de la basura del océano Pacífico, sin embargo, hacia fines del año 2018 sufrió una rotura y perdió todo el trabajo realizado y la basura recolectada, dejando por delante un nuevo desafío: salvar al océano. 

En los últimos 40 años, la cantidad de basura marina -solo en la capa superficial- aumentó más de un 100%. El último informe de la Unesco reveló que existen 45 mil objetos que se agolpan en cada milla oceánica cuadrada, más de 150 millones de toneladas.

La contaminación de los océanos es una de las mayores preocupaciones
La contaminación de los océanos es una de las mayores preocupaciones por los expertos en medioambiente

Por otro lado, de acuerdo a las estadísticas de ONU Medio Ambiente, el mundo produce aproximadamente 300 millones de toneladas de residuos plásticos cada año y actualmente solo el 14% se recolecta para el reciclaje. Se estima que 8 millones de toneladas de desechos plásticos llegan a los océanos cada año, por lo que si no se deja de arrojar residuos, en 2050 el océano tendrá más plástico que peces.

La necesidad de revertir la situación actuar es tal, que expertos estiman que para el 2050 el peso de la basura va a superar al de todas las criaturas marinas.  

SEGUÍ LEYENDO

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.