Noticias De Bariloche

Se habilitó la apertura de juicio por la muerte de Julieta Uriarte

Se realizó la audiencia de Control de Acusación. EL querellante, Rodolfo Rodrigo, había solicitado se modifique la Calificacion legal, solicitando que no sea culposo el homicidio, sino doloso, pero se retractó y se unificó con la Fiscalía ante la intervención del fiscal Jefe Martín Lozada, por lo que el Juez Joos declaró la apertura del juicio, con la calificación de Homicidio Culposo para ambos médicos.

El Ministerio Público Fiscal imputa a ambos profesionales haber actuado con negligencia cuando se encontraban trabajando en el interior del Hotel Sol, en calle Villegas 160 de esta ciudad, en calidad de médicos del grupo de viaje de egresados en el cual se encontraba la víctima. Tanto Andrada como Figueredo concurrieron a brindarle asistencia médica .

Andrada atendió a Uriarte en fecha 4 de octubre en el Hotel Sol por una contractura cervical recetando Diclofenac 50 mg cada 8 hs. Registró una temperatura de 36,2 º C con pautas de alarma y control. Al día siguiente la atendió  por fiebre recetando paracetamol 1 gm con temperatura de 39º C con control de 2 hs. Por su parte la médica Figueredo atendió a Uriarte en fecha 6 de octubre por control de temperatura en el Hotel Sol con temperatura 36.1 º C con pautas de alarma y control. Cerca del mediodía de ese día concurre a la habitación N° 247 de ese establecimiento la Dra. Figueredo para brindarle atención a Julieta Uriarte, ya que ésta -según los dichos de sus compañeras de cuarto- estaba enferma. La imputada procedió a tomarle la temperatura a Uriarte y al no detectar fiebre en la joven, se retiró del lugar sin realizar sobre la misma las prácticas médicas necesarias para diagnosticar el mal que padecía. Ni Figueredo ni Andrada efectuaron practicas tales como revisarla, interrogarla sobre sus dolencias, tomarla la presión arterial, auscultar sus pulmones, derivación a centro asistencial, etc. Ante esta falta de atención médica, Julieta Uriarte, de 17 años de edad, falleció ese mismo día aproximadamente a la hora 16.30, en la habitación previamente citada, a causa de una sepsis severa – shock séptico por infección invasiva por neisseria meningitidis.

Se ha considerado que la conducta negligente e imperita de los dos imputados, como la causante del deceso, pues de haber detectado a tiempo la enfermedad que padecía Uriarte la misma podría haber sido internada de inmediato en un centro asistencial y recibido el tratamiento médico que necesitaba para curar su dolencia. 

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.