Inicio Policiales Se fugaron de Chile y los atraparon en Neuquén

Se fugaron de Chile y los atraparon en Neuquén

Publicidad

Tres ciudadanos chilenos serán expulsados en los próximos días luego de comprobarse que tenían cuentas pendientes con la justicia en su país de origen. Deberán regresar a su tierra donde enfrentarán cargos, y en algunos casos condenas, por diferentes delitos cometidos allí. Y no podrán volver a pisar suelo argentino por un lapso de cinco años.

“Se trata de personas que ingresaron por pasos ilegales y pasaban inadvertidos entre nosotros. Sobre ellos pesaban alertas de Interpol por delitos graves. Se logró dar con su paradero a través de un trabajo conjunto con la policía de la provincia y la Federal”, explicó el titular de Migraciones en la provincia. Ricardo Leszczynski.

Uno de los detenidos y a punto de ser enviado de regreso es Alfredo Báez Mansilla. Sobre este sujeto pesaba un alerta roja internacional. Se trata de un acusado por el delito de violación que caminaba tranquilamente por las calles de la capital neuquina cuando fue apresado por efectivos de la policía Federal.

Trascendió que no hay registro de su ingreso al país y se presume que luego de ser acusado en Chile se profugó y logró permanecer oculto en la provincia luego de ingresar por un paso no habilitado.

Otro de los detenidos que será deportado a la brevedad es Aníbal García sobre quien pesa un pedido de captura de la justicia chilena. En este caso un prolijo trabajo de investigación desarrollado por la Brigada de la policía neuquina permitió hallarlo. Vivía en Neuquén sin despertar sospechas sobre su pasado. “En algunos casos se los lleva a la frontera en vehículos de Migraciones y en otras oportunidades el traslado se produce con rodados de las fuerzas de seguridad. Allí se hace entrega a los efectivos chilenos del sujeto quien no puede regresar a nuestro país”, reveló el delegado.

Uno de los casos más resonantes se produjo hace algunos días con la detención de Héctor Lagos González, quien estaba condenado por narcotráfico.

Esta persona no solo logró evadir a la justicia chilena para huir antes de ser detenido sino que además logró ingresar al país ilegalmente.

Insólitamente, Lagos González había sido incorporado como empleado municipal en Mariano Moreno gracias a un vínculo muy cercano con el intendente Ramón Zúñiga.

“En este caso hay un trámite de extradición en marcha por pedido de la justicia chilena pero si por algún artilugio legal del imputado esta acción no se concreta, desde Migraciones ya iniciamos el pedido de expulsión”, destacó Leszczynski quien esta semana viajó a Zapala para interiorizarse de la situación en un encuentro con la jueza federal de esta ciudad, Silvina Domínguez.

“Son sujetos que tienen causas graves y que diariamente conviven con nosotros tratando de pasar inadvertidos”, concluyó.

Leer mas

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here