Noticias De Bariloche

Preocupación en Hidalgo: una comunidad en Tula quedó inhabitable por contaminación

En esta zona están asentadas varias industrias como la refinería de Pemex, cuatro cementeras, tres caleras y la presa Endhó recibe las aguas residuales de la Ciudad de México. (Foto: Twitter de Conagua)
En esta zona están asentadas varias industrias como la refinería de Pemex, cuatro cementeras, tres caleras y la presa Endhó recibe las aguas residuales de la Ciudad de México. (Foto: Twitter de Conagua)

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) emitió una declaratoria de restauración por la contaminación que existe en el aire y agua de la presa Endhó, en Tula, Hidalgo.

El titular de la Semarnat, Víctor Toledo, informó que promoverá con el Poder Ejecutivo una Declaración de Zona de Restauración Ecológica en los 135 poblados ubicados en la región de Tula en el estado de Hidalgo, por los graves problemas medioambientales y de salud que enfrentan cinco mil habitantes indígenas.

En esta zona están asentadas varias industrias como la refinería de Pemex, cuatro cementeras, tres caleras y la presa Endhó que recibe las aguas residuales de la Ciudad de México, por lo que hay una crisis ambiental por la concentración de mercurio, arsénico, plomo, bario y de fenoles que provoca diversas enfermedades en la población.

El funcionario indicó que es “una región prácticamente inhabitable en el sentido de una vida digna”, por lo que decidieron emitir la declaración de emergencia ambiental que tendrá que convivir con la emergencia sanitaria emitida en 2018 por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Toledo desglosó la estrategia de tres acciones que seguirán para enfrentar la emergencia y ayudar a la población contra la contaminación.

La Semarnat seguirá una estrategia de tres acciones para enfrentar la emergencia y ayudar a la población contra la contaminación. (Foto: Twitter Conagua)
La Semarnat seguirá una estrategia de tres acciones para enfrentar la emergencia y ayudar a la población contra la contaminación. (Foto: Twitter Conagua)

“Promover ante el Ejecutivo Federal la declaratoria como Zona de Restauración Ecológica, elaborar un programa estratégico de recuperación y saneamiento e instalar una mesa técnica con la representación de las comunidades y la participación del gobierno del Estado”, dijo en conferencia de prensa.

“La Secretaría tomará cartas en el asunto y se coordinará con el gobierno de Hidalgo, con la Secretaría de Salud y con las entidades correspondientes para impulsar este Acuerdo”, agregó el funcionario en un comunicado.

Las autoridades implementarán estas actitudes para recuperar y sanear la presa Endhó, para atender el “grave desequilibrio ecológico” provocado en la comunidad de Tula, Hidalgo, habitada por 175 mil personas, entre ellos cinco mil indígenas.

Investigarán 22 casos donde está involucrado Grupo México

Víctor Toledo, titular de la Semarnat, mencionó que también se atenderán los problemas ambientales de emergencia en el país, particularmente el derrame en el Mar de Cortés.

Así como otros 22 accidentes ambientales relacionados a la misma empresa, tanto en México como en otros países, por los cuales se emitirá una declaratoria de emergencia en caso de que sea necesario.

El ácido sulfúrico es un químico corrosivo (Foto: Captura de pantalla)
El ácido sulfúrico es un químico corrosivo (Foto: Captura de pantalla)

“La Semarnat ejercerá sus atribuciones para aplicar la ley en los casos de que una empresa incurra en irregularidades que impacten el medio ambiente y afecten la salud de la población, particularmente se refirió a Grupo México“, mencionó la dependencia en un comunicado.

No solo ocurrió un derrame de enormes consecuencias, sino que el acuerdo que se hizo con el grupo industrial no ha sido cumplido”, agregó.

“Es una situación inadmisible, por lo que vamos a realizar una revisión muy cuidadosa de esos hechos y la Semarnat emitirá una declaratoria no solo por el derrame en Guaymas, sino por todos estos casos“, detalló Toledo en el comunicado.

El pasado 9 de julio Grupo México, la minera más grande del país, vertió accidentalmente 3.000 litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, componente químico altamente corrosivo que se utiliza para separar el cobre del mineral común, que en concentraciones de entre 5% y 15% causa irritación en la piel y ojos, y superiores a ese rango provoca quemaduras.

Según un manual de la Organización Mundial de Trabajo acerca de las labores con químicos, cuando la sustancia se mezcla con el agua produce una cantidad grande de calor que puede causar incendios, dependiendo de la dosis de ácido involucrada.

Tras la tragedia ecológica, se cree que la muerte de varias especies en la zona es por este accidente.

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.