Noticias De Bariloche

Murió el obispo Hesayne

A través de las redes la Conferencia Episcopal Argentina informó que “desde la Diócesis de Azul se comunicó el fallecimiento Mons. Miguel Esteban Hesayne, Obispo Emérito de la Diócesis de Viedma. Encomendemos al Señor a nuestro apreciado Miguel Esteban y a su querido Instituto Cristífero. Pedimos que para Él brille la luz que no tiene fin”, expresaron.

Hesayne nació el 26 de diciembre de 1922 en Azul y se ordenó sacerdote a fines de 1948 en el seminario San José de La Plata. En 1975 fue elegido obispo de la diócesis de Viedma, durante 20 años, hasta el 28 de junio de 1995, en que renunció por la edad.

Fue un defensor de los más vulnerables y denunció la violación a los derechos humanos durante la última dictadura militar, especialmente el asesinato del obispo de La Rioja, Enrique Angelelli, en 1976.

Luego de dejar el obispado de Viedma se dedicó al Instituto Secular de los Cristíferos, para la formación integral de laicos.

Condolencias

La Fundación Gente Nueva  lamenta comunicar el fallecimiento del Obispo Emérito  de Río Negro Miguel Esteban Hesayne. 
Lo recordaremos como un inclaudicable  defensor de los Derechos Humanos , siempre y especialmente durante la última dictadura.
Fue un convencido de que la Iglesia toda, y especialmente sus laicos debían comprometerse en la búsqueda de la justicia social, la igualdad y la fraternidad y eso lo plasmo en el Sínodo Pastoral Diocesano.
Gente Nueva le agradecerá siempre su acompañamiento, aliento y empuje para, como nos decía, “le diéramos para adelante”.
GRACIAS PADRE OBISPO.

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma lamenta la partida del Obispo Emérito de Viedma, Monseñor Miguel Esteban Hesayne, uno de los pocos con jerarquía en la Iglesia Católica en haber denunciado torturas y desapariciones en la última dictadura cívico militar en la Argentina, integrando la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

Hesayne se instaló en Viedma en 1975, cuando el papa Paulo VI lo hizo obispo de la diócesis de esta ciudad, de la que sería obispo durante 20 años, hasta el 28 de junio de 1995, cuando renunció por edad.

La Central destaca que a lo largo de todos estos años Hesayne siempre se mantuvo atento a los problemas sociales, defendiendo con valentía los derechos humanos en la etapa más oscura de nuestro país, ayudando a los más vulnerables y denunciando hasta el día de hoy la desocupación y la pobreza que aqueja al pueblo cada vez que pudo.

Es así que con tristeza despide a un gran hombre que deja su huella marcada por los grandes valores humanos de la ética, la moral y la coherencia.

 

 

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.