Inicio Turismo Mil colores fundidos a fuego

Mil colores fundidos a fuego

Publicidad

Los mapuches hace siglos llamaban a Caviahue lugar de fiesta. Allí paraban para reunirse camino a las termas de Copahue. Pese a que el tiempo pasó, cuando llega el verano, muchos turistas disfrutan a los pies del volcán. Entre las montañas talladas por la lava la naturaleza se funde en marrones, naranjas y verdes que siguen siendo una fiesta.

Si el destino es Copahue lo principal es el amplio centro termal. Reconocidas a nivel internacional y avaladas por la Organización Mundial de la Salud, las termas poseen valiosas propiedades que justifican su fama.

Pero más allá del culto hedonista de baños y relax, Copahue ofrece lugares que bien valen la excursión, entre ellos el trekking a la laguna y el cráter del volcán. Para llegar se asciende por el faldeo noroeste del volcán con bellas vistas del lago Caviahue, Valle de la Dama y del Volcán Villarrica (Chile). Durante el trayecto se atraviesan algunos manchones de nieves eternas.

En Caviahue, por su parte, los bosques de araucarias característicos de la región invitan a los manantiales y caídas de agua. Llegar hasta ellos en auto o por medio de un trekking o cabalgata resulta un paseo inolvidable.

Las cascadas del río Agrio, están a 500 metros cruzando el puente. Se puede subir con el auto hasta la tercer cascada y ascender por un sendero de tierra bordeando las demás (7 en total).

Durante el trayecto, las araucarias y el río Agrio acompañan. Hay que caminar hasta que el sonido fuerte del gran salto los lleve al punto culminante. Allí, el agua cae al vacío hacia una pileta natural desde una altura de 60 metros. Las rocas basálticas, deslumbrantes, están teñidas de diferentes tonos, especialmente dorados. Abajo, una laguna reúne ese torbellino y las sensaciones se completan con un arcoíris que se forma en el lugar, mientras el volcán Copahue custodia el sector.

Para ir a la laguna Escondida se recorre a pie o a caballo un sendero que asciende por una serie de terrazas de basalto. Está a 3 km de Caviahue hacia el oeste y el sendero está muy señalizado. Allá se podrá disfrutar distintas vistas panorámicas de los valles del arroyo Dulce (derecha), del río Agrio (izquierda) y de Caviahue (al frente), además de llegar a la laguna Escondida que se encuentra en su cima.

Finalmente, después de cada recorrido es bueno disfrutar de los sabores de la zona. Un consejo útil dice que se haga una escapada a las comunidades y encargué un chivito para disfrutar a las brazas por la noche.

Leer mas

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here