Noticias De Bariloche

Mensaje de Sergio Berni ante la Policía Bonaerense: “Fuera de la ley, nada”

Sergio Berni desciende de la tribuna en la escuela Juan Vucetich para dar su discurso. Los comisarios Perroni y García conversan entre ellos
Sergio Berni desciende de la tribuna en la escuela Juan Vucetich para dar su discurso. Los comisarios Perroni y García conversan entre ellos

Tras el discurso, el subcomisario jefe de la Escuela de Cadetes Juan Vucetich, en su uniforme de gala, con su sable ceremonial al costado, pidió autorización a la máxima autoridad como marca el protocolo. El nuevo ministro de Seguridad dijo en voz alta: “¡AUTORIZADO!”. Y así comenzó el desfile, en la gala de aniversario de la Policía Bonaerense. Ante Sergio Berni pasaron los efectivos del grupo Halcón en uniforme completo, los perros que huelen droga, los que huelen explosivos y los que rastrean personas, los bomberos y los hombres en moto de la división motorizada, mientras la sinfónica policial interpretaba la Marcha del Alto Perú, con drones y chimangos en el aire, otro día de sol en el aniversario de la fuerza de seguridad más numerosa e históricamente más problemática de la Argentina.

Los desfiles de estilo militar en los aniversarios de la Bonaerense son algo estándar, pero la significancia política en la mañana de hoy era obvia: un nuevo gobierno que implica una nueva estética de poder, y un nuevo ministro con un perfil sumamente definido que toma un hierro caliente en sus manos.

La incógnita de quién integraría el asiento de Seguridad en el gabinete de Axel Kicillof fue inmediata después de las PASO, se hablaba de un concejo en donde participarían especialistas de universidades del conurbano, pero no de un hombre fuerte. Cerca de Kicillof en privado tenían la misma preocupación que ocupaba en público a la ministra en Nación, Sabina Frederic, qué hacer con una policía descarriada que hace lo que quiere con sus cajas negras y sus cachiporras, uniformados corruptos y violentos, cien mil hombres a controlar en más de cien comisarías. Se hablaba de Berni para ocupar el cargo, aunque en el entorno del ex hombre fuerte de la seguridad del kirchnerismo lo negaban.

Y luego asumió. Juró ayer jueves al mediodía en La Plata.

Su discurso en la escuela policial de Berazategui fue enfático, con tono de mando. Berni no tenía un apunte, lo hizo de memoria. Muchos en las filas de la Bonaerense temían un discurso inaugural de choque, pero Berni fue conciliador. El ministro habló de “profesionalización y tecnología”, de “capacidad operativa”, habló de la lealtad no solo a las jerarquías, sino también de la lealtad a los bonaerenses, de “transparencia”, con un “equilibrio justo y difícil”. Cristian Ritondo, su predecesor estuvo en la tribuna junto a él.

Entre todo, Berni dio una definición axiomática, históricamente atribuida a Perón: “Dentro de la ley, todo. Fuera de la ley, nada. Y cuando digo nada, es NADA”.

Confidencia: Berni habla con Ritondo en la ceremonia.
Confidencia: Berni habla con Ritondo en la ceremonia.

Sin embargo, la idea de los límites de esa ley pueden convertirse en un problema. Patricia Bullrich tenía su propio nombre para la “doctrina Chocobar”, su gestión habló de “cuidar a los que nos cuidan”, esto es defender con abogados del Ministerio de Seguridad de la Nación a policías acusados de matar. Una absolución o sobreseimiento en segunda instancia se convertía para Bullrich en una victoria retórica.

La Auditoría de Asuntos Internos, bajo el abogado Guillermo Berra, tuvo una política quizás distinta, inició casi 40 mil sumarios y tres mil suspensiones, se apartaron a más de 13 mil efectivos, otros 2.300 fueron exonerados, con dos mil más en procesos de expulsión: más de mil policías fueron detenidos.

“Hicieron un show con nosotros”, se queja uno de los que quedó fuera del uniforme, “para algunos había sumarios blandos y para otros crucifixión en los medios”. Tras salir del atrio, Berni aseguró que la conducción de Asuntos Internos será “civil” e “imparcial”. Todavía no se sabe si Berra, un civil, continuará en el cargo. Todavía ni hay un jefe de policía definido. Daniel García, el segundo al mando del último jefe, Fabián Perroni, está a cargo de forma interina. Berni asegura que se tomará el tiempo de conocer a cada uno de los comisarios generales con posibilidad de ascenso. “Uno tiene que ver trabajando a sus cuadros”, dijo.

¿Hay una agenda de problemas a nivel provincial? ¿Cuáles son más graves que otros para Berni? El ministro, con un día en el cargo, habló del “serio problema del narcotráfico” en los “barrios vulnerables”.

Hubo una presencia llamativa en la ceremonia de hoy, dos hombres con charreteras y trenza plateada en el uniforme: eran dignatarios de la Policía de China. Berni se sacó una foto con ellos. No es para menos que llamen la atención: la mafia china es una de las fuerzas del crimen organizado con mayor poder de expansión en la provincia, hoy extorsiona no solo a comerciantes de origen asiáticos sino también a argentinos. En 2016, un policía chino vinculado a la embajada local fue clave en las investigaciones de la vieja división Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal que arrestaron a la cúpula de una poderosa y violenta tríada, el policía chino sirvió como una suerte de intérprete de una subcultura, en una causa bajo la jueza María Gabriela Lanz.

Discurso: fue conciliador y evitó el choque, aunque con una seria advertencia.
Discurso: fue conciliador y evitó el choque, aunque con una seria advertencia.

Lo cierto es que el delito en la provincia está en ascenso, en más de un rubro. El informe anual del Ministerio Público Fiscal de la provincia de Buenos Aires para 2018 marca un aumento en casi todos los rubros delictivos con respecto al año anterior: hubo 52 mil causas más en las fiscalías de la provincia que en 2017 según el organismo dirigido por Julio Conte Grand.

Los expedientes por homicidios en ocasión de robo aumentaron, de 25 casos a 36, con una leve baja en otros segmentos. También se roba más en territorio bonaerense, en general. El robo simple subió un 17,2%, a mano armada un 3,8%. Las causas por hurto, 67 mil el año pasado, crecieron casi un 30 por ciento. Los expedientes por abuso con acceso carnal aumentaron también: 15,6%, 1545 números de IPP iniciados en las fiscalías provinciales. Las denuncias de delitos contra la administración pública subieron casi un 12% en la variación interanual, 33 mil casos en 2018.

Los delincuentes también se adaptan, el secuestro extorsivo, prácticamente desapareció de las estadísticas, un delito que garantiza penas altas. Fue reemplazado por otro delito particularmente sensible para la crisis en donde abunda el dinero en colchones y cajas fuertes fuera del sistema bancario: la estafa, llevarse el dinero de otro mediante ardides y engaños. En 2017 hubo 8.346 causas de acuerdo al informe de la Procuración, con 12.971 iniciadas el año pasado, un aumento del 55,4%. Los delitos contra la fe pública, la falsificación de billetes, se incrementaron también más de un 50%.

Sin embargo, un problema grave que apremia está puertas adentro, lo que disparó el incendio fatal en Pergamino en marzo de 2017 que terminó con seis detenidos muertos y cinco policías enjuiciados con pedidos de pena de hasta 15 años: las comisarías de la Bonaerense llegan al 160% de su capacidad, con clausuras repetidas y 110 sentencias judiciales dictadas y firmes sobre su situación. En agosto de 2019 se informaron 3807 detenidos en dependencias policiales. Había camastros para menos de la mitad. El informe del Tribunal de Casación, disponible online en el sitio de la Suprema Corte, asegura que hubo 45 mil personas fueron arrestadas durante 2018, el 88 por ciento en hechos de flagrancia.

“Está trabajando Julio Alak, el nuevo ministro de Justicia con el gobernador en este punto”, aseguró Berni. “La sobrepoblación no es algo menor, es efectivamente un problema grave. Esto se suma a que el Servicio Penitenciario no resociabiliza”. Si las nuevas autoridades piensan mantener la tasa de detención, una reforma integral de las celdas y calabozos se impone, con toda la plata y problemas que eso implica. De otra forma, seguir deteniendo en la tasa actual se vuelve inviable. La Suprema Corte bonaerense pidió por el arresto domiciliario de las embarazadas en comisarías y cárceles: había 430 en comisarías hasta octubre de este año.

Ceremonial: el lider del desfile pide autorización a Berni para comenzar.
Ceremonial: el lider del desfile pide autorización a Berni para comenzar.

Así, Berni se balancea entre la rigidez y el garantismo. Su designación, en cierta forma, es una cuestión de estilo que pacifica ánimos en ciertos sectores de la tropa que temían choques ideológicos. “Lo veo bien”, coincidieron comisarios sondeados por este medio. Su pasado en Gendarmería “ayuda”, lo mismo sus días de secretario de Seguridad, con los viajes en helicóptero o el traje antiexplosivos. Un histórico comentó: “Está del lado de la gente que labura, no es un tipo anti-policía. En línea general, parece un tipo de centro”.

(Infobae)

SEGUÍ LEYENDO:

Prisión preventiva y gatillo fácil: qué hay detrás de las definiciones en seguridad de Alberto Fernández

De cara al nuevo gobierno, comenzó una inédita huelga de hambre de presos en las cárceles bonaerenses

Los desafíos en seguridad que enfrentan los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.