Noticias De Bariloche

“Me pone triste sentir que no hubo arrepentimiento”

“Durante todas las audiencias lo miré buscando esa mirada de arrepentimiento y no la encontré”, afirmó esta tarde de martes Magdalena Maragaño.

La mujer había estado a primera hora de la mañana en Tribunales, donde se leyó la sentencia que declaró por unanimidad responsable penalmente a su expareja Carlos San Martín del delito de intento de femicidio, junto con daños, amenazas y portación de arma de guerra de uso civil. Todos delitos cometidos en un contexto de violencia de género.

Maragaño dijo que el juicio “fue terrible”. “Más allá de que yo fui la víctima, en ese momento se vive otro proceso de temor porque lo volví a ver (a su expareja) y a su familia”, explicó.

Además, comentó que es una situación
delicada y dificil. “Hay una madre, primos, tíos y además es el
padre de mi hijo y eso no va a dejar de serlo nunca”, sostuvo.

Magdalena Maragaño asistió a todas las audiencias del juicio contra su expareja. (Foto: Alfredo Leiva)

Pasaron casi seis meses desde aquella madrugada violenta, pero a Magdalena aún no le cuesta entender lo que ocurrió. “Me cuesta entender que esa persona que había prometido cuidarme, que nunca me iba a lastimar, me haya hecho esto”, expresó.

La jueza Romina Martini leyó este martes pasadas las 8 la sentencia que declaró autor penalmente responsable a San Martín de todos los delitos atribuidos por la fiscalía. El más grave, el intento de femicidio. El tribunal de juicio estuvo integrado por los jueces Marcelo Chironi, Sergio Pichetto y Martini.

El hecho más grave sucedió en los primeros minutos de la madrugada del 15 de abril pasado, cuando San Martín se presentó frente al domicilio de Maragaño y desde la vereda efectuó un disparo con una escopeta calibre 22. La mujer estaba en el interior de su casa y colgaba ropa cerca de la ventana.

El proyectil atravesó el postigo,
rompió el vidrio e impactó contra la pared a muy corta distancia de
la cabeza de la mujer. Entre la pared y la vereda hay menos de 3
metros de distancia. Maragaño estaba con dos hijos pequeños en la
vivienda.

En esa pared impactó el disparo la madrugada del 15 de abril pasado. (Foto: Alfredo Leiva)

En el juicio se acreditó que San Martín había llamado horas antes a Maragaño y la había amenazado. “¿Sabés lo que tengo que hacer con vos? Volarte la cabeza”, le había dicho.

Un testigo observó a San Martín cuando escapaba en una camioneta y personal policial lo arrestó minutos después. Desde entonces está detenido en el penal 3 de Bariloche.

Carlos San Martín dio su versión de los hechos ante el tribunal en el juicio. (Foto: Alfredo Leiva)

Había un antecedente de violencia. San
Martín había destrozado la madrugada del 24 de enero último los
vidrios de la vivienda de su expareja en otro ataque de furia.

Maragaño dijo que el día que le tocó declarar fue el momento más difícil del juicio. Dijo que esperaba un gesto de arrepentimiento de su expareja. Pero no sucedió. “Al contrario, lo vi con arrogancia todo el tiempo”, lamentó la mujer. “Al menos hubiese dicho que no se dio cuenta que estaba mi hijo, o mi hija en la casa”, comentó.

Magdalena Maragaño aseguró que desea que su expareja reaccione sobre lo que hizo. (Foto: Alfredo Leiva)

Dijo que las personas de afuera de su entorno familiar le enviaron mensajes de apoyo tras conocerse la sentencia que lo declaró culpable a San Martín, “pero él es el padre de mi hijo, y me pone muy triste sentir que no hubo arrepentimiento”.

Recordó que durante 5 años convivieron y tuvieron un hijo, pero admitió que San Martín hizo de padre de su otra hija. Pero la relación se deterioró y se separaron a finales del año pasado. Pero San Martín no lo aceptó. “Fue la tercera separación en cinco años”, aclaró Magdalena. Durante varios meses, contó que se sintió vigilada todo el tiempo.

Dijo que su vida cambió desde que
detuvieron a San Martín. “Para mí y mis hijos hubo tranquilidad y
se respira otro aire en la casa”, aseveró.

Magdalena está sorprendida y orgullosa de no haber dado marcha atrás. “Soy más valiente de lo que pensaba”, expresó y agradeció el acompañamiento de la organización “Mujeres en Acción”. Comentó que resolvió avanzar con la causa penal “porque si había sido capaz de dispararme, podía ser capaz de cualquier otra cosa”.

El miércoles próximo se hará el juicio para definir la condena. En esa audiencia se volverán a ver las caras el fiscal jefe Martín Lozada, el fiscal del caso Tomás Soto y el defensor particular Rodolfo Rodrigo, que asiste a San Martín.

Magdalena aseguró que no quiere venganza. “Espero que a él le sirva para reaccionar sobre lo que hizo, porque en ningún momento dijo: lo siento”.

The post “Me pone triste sentir que no hubo arrepentimiento” appeared first on Diario Río Negro.

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.