Noticias De Bariloche

¿Mató a golpes a su hijo y también a su marido? Las sospechas de la Justicia y la sentencia de su hermana: “No tengo dudas, fue ella”

2011: Verónica y su marido cuando pedían justicia por su hijo. Hoy está sospechada de matar a ambos.

“Si fue mi hermana, que le den perpetua. Ahora no tengo dudas de que la que cometió los dos asesinatos fue ella”. La frase es contundente y categórica, la dice Susana, hermana de Verónica González, la mujer acusada de haber asesinado brutalmente a su marido, Carlos Bustamante, el pasado viernes en su casa de Miramar.

Cuando habla de dos crímenes es porque ahora está convencida, al igual que buena parte de la Justicia marplatense, de que la mujer también fue la autora del asesinato su propio hijo, Gastón, hace 8 años.

El 21 de noviembre del 2011, Bustamante hijo encontró la muerte de una manera sumamente violenta. Alguien ingresó a su casa mientras dormía y lo golpeó hasta dejarlo inconsciente. Luego con una de las medias del menor lo ahorcó hasta asfixiarlo: había cumplido 12 años la noche anterior. Minutos antes Verónica, su madre, salió a hacer un mandado y, según le contó luego a la policía, lo había dejado por primera vez sólo en la casa.

Lo cierto es que terminó siendo ella quien encontró a su hijo muerto.

En los primeros meses de investigación, la Justicia determinó que el principal sospechoso era Julián Ramón, un joven marplatense que era novio de Rocío, la hermana mayor de Gastón. Se lo imputó y procesó, estuvo preso algunos meses hasta que recuperó la libertad.

En ese entonces el fiscal de la causa, Rodolfo Moure, apuntaba a un móvil económico. Según una de las hipótesis el muchacho había ingresado a robar y al ser descubierto por el chico lo mató para no ser delatado. Sin embargo, varios años después a Ramón se le dictó la falta de mérito en dos instancias superiores. No había ni hay hasta hoy pruebas suficientes para endilgarle el asesinato; los indicios siempre fueron vagos y poco contundentes.

Los Bustamante: foto familiar a meses del asesinato de Gastón.
Los Bustamante: foto familiar a meses del asesinato de Gastón.

En todos estos años la causa por el asesinato de Gastón entró en una meseta. Más allá de una serie de recursos y apelaciones no hubo ningún avance significativo. El expediente se estancó y todo hacía prever que la muerte de Gastón quedaría impune. Pero en la madrugada del viernes pasado todo cambió. Los hechos se precipitaron de una manera que nadie podría haber imaginado.

Carlos, el papá de Gastón, se fue a dormir el sábado pasado cerca de las 22, como solía hacer cada noche en la misma casa de la calle 27 donde ocurrió el crimen. Durante la madrugada, alguien lo atacó. Aprovechó que estaba dormido. Con un objeto contundente, que según la investigación podría ser una plancha bifera, recibió una increíble cantidad de golpes en la cabeza.

Algunos minutos, Carlos después se arrastró de la habitación al living: la misma persona nuevamente lo golpeó hasta dejarlo moribundo.

Cuando la Policía llegó a la casa se encontró con dos mujeres. Una era Verónica y la otra su hermana, Susana, que vive en la parte de atrás del mismo terreno y quien había llamado al 911. En la primera inspección los oficiales notaron que la escena no parecía la de un robo. Además, cuando comenzaron a hacerle consultas a Verónica sobre sus últimas horas el relato evidenció serias deficiencias, había incongruencias horarias.

Todo esto hizo que la fiscal del caso, Florencia Salas, ordenará la detención de la mujer. “Por ahora es la única culpable. Tenemos importantes pruebas que señalan que la mujer podría ser la persona que atacó a su marido“, indica la fiscal Salas. El hombre de 67 años fue trasladado, aún con vida, al hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata donde murió algunas horas más tarde.

La fiscal Salas fue una de las primeras en llegar al lugar: “Nunca en mi vida vi una escena del crimen semejante. Con respecto al asesinato de Gastón, vamos a evaluar reabrir la causa. Es posible que esto de lugar a que la atacante sea la misma en ambos casos. Hay coincidencias en el accionar. Pero primero hay que concentrarse en la muerte de Carlos”, asegura.

“Las similitudes entre las dos muertes son realmente asombrosas. En ambos casos las víctimas, padre e hijo, estaban durmiendo cuando fueron atacados. Los dos fueron golpeados brutalmente. Otro dato que llama la atención es que, según confirman vecinos, en ningún de los dos homicidios los perros ladraron. Un indicio claro de que el asesino fue alguien de la familia. También es cierto que la coartada de la acusada es endeble en ambas muertes, Además contamos con otros indicios que por el momento no podemos difundir. La teoría de que sea un desconocido que ingresó a cometer el asesinato es casi imposible. Todo nos indica que fue esta mujer”, dice a Infobae una alta fuente de la justicia marplatense que participó en ambas investigaciones.

El barrio en el cual vivieron toda la vida los Bustamante volvió a verse revolucionado como hace 8 años. Con la presencia de los medios televisivos y gráficos en la puerta del 2357 de la calle 27, los vecinos vieron nuevamente alterado su día a día como en aquel noviembre del 2011. “A ellos los conozco de toda la vida. Hace un tiempo que no los veía salir de la casa como antes pero la verdad que no me llamó la atención porque desde que pasó lo de Gastoncito quedaron muy mal. Sobre todo él. Cada vez que escuchaba el nombre de su hijo se largaba a llorar. Pero ya que me preguntas, ahora que recuerdo en el último tiempo los vi pelear varias veces“, señala Isabel, que vive justo en frente.

Verónica tras ser detenida por la Bonaerense.
Verónica tras ser detenida por la Bonaerense.

Mientras Infobae recorre el barrio y consulta a distintos vecinos, una mujer de unos 50 años, baja de estatura y con lágrimas en los ojos, se acerca para dar su testimonio. Es Susana González, la hermana de Verónica: “A la mañana salí de mi casa y como hago siempre toque la puerta para saludar a mi hermana. Ella salió y me dijo ‘Carlos está tirado en el piso’. No entendía. Le dije que teníamos que entrar y ella no me dejaba. Entré igual. Vi sangre por todos lados. Cuando lo vi así a Carlos me desesperé. Mi hermana estaba bastante tranquila. No surgió de ella llamar a la policía, lo tuve que hacer yo. En ningún momento se sorprendió. Pobrecito Carlos, parecía un monstruo de cómo lo habían golpeado. Para mí no caben dudas de que fue ella“.

Al momento de relacionar los dos crímenes, el de su sobrino y el de su cuñado, Susana no duda en culpar a su hermana: “Quizás hago mal en decirlo pero para mí a Gastón también lo mató mi hermana. Me duele en el alma decir esto pero si ella fue que le den perpetua. Por favor se los pido. No puede quedar otro crimen impune. Por Carlos y por mi sobrino Gastón. Yo creo que preparó toda la escena en los dos casos”.

Según la autopsia realizada al cuerpo de Carlos Bustamante, la muerte se produjo por una serie de politraumatismos que le produjeron una fractura de cráneo y un edema cerebral. El estudio sobre el cadáver también arrojó que el cuerpo presentaba arañazos. Esto es importante porque en la próximas horas se harán estudios para saber si debajo de las uñas de la mujer había ADN de su marido.

En caso de que la hipótesis que maneja la Justicia sea correcta y la autora sea la propia González, todavía no se vislumbra un posible móvil del crimen, aunque un dato importante para acercarse a la respuesta surge de una denuncia por estafa que recibió la mujer horas previas del asesinato de su marido.

Según consta en un expediente iniciado el mismo jueves por la mañana, una vecina acusó a Verónica de haberle robado la tarjeta de crédito y haber hecho compras por Internet por un monto total de $20.000. ¿Ese hecho pudo ser de alguna manera el detonante de una discusión que terminó con la muerte del hombre de 67 años? Esto es lo que por estas horas se pregunta la justicia.

La causa por el asesinato de Gastón tiene serias chances de reactivarse,
La causa por el asesinato de Gastón tiene serias chances de reactivarse,

Hoy podría ser un día clave en la investigación. Es que la fiscal volvió a citar a indagatoria a González, que ya se había negado a declarar cuando su marido aún estaba agonizando y la calificación era tentativa de homicidio. La tensión está puesta en saber si finalmente hablará para defenderse o si volverá a optar por el silencio.

Todas las personas que tuvieron y tienen contacto con los expedientes de ambos asesinatos son prudentes a la hora de aventurar que a Gastón lo mató su madre y a Carlos lo asesinó su mujer. Sin embargo, para los detectives es importante remarcar un aspecto: en ambos casos ella fue la última que los vio con vida y la primera en encontrarlos muertos.

SEGUÍ LEYENDO

Insólito: un policía de la Federal y otro de la Ciudad robaron juntos una inmobiliaria

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.