Inicio Bariloche y la Región Más de 1800 nuevos usuarios ya se conectaron al gasoducto cordillerano

Más de 1800 nuevos usuarios ya se conectaron al gasoducto cordillerano

Publicidad

La obra de ampliación del gasoducto cordilllerano avanza a paso firme. De los 9 frentes de obra, que comprende el ambicioso proyecto, que financia el gobierno nacional, hay 7 finalizados y otro frente con una ejecución superior al 80 por ciento. Mientras que el tramo Pilcaniyeu-Bariloche está frenado por el momento, porque todavía la empresa tiene que resolver la servidumbre de paso para cruzar con los caños el río Ñirihuau y avanzar con el tendido por campos privados, informaron fuentes de Camuzzi.

Por eso, el presidente Mauricio Macri encabezó el 3 de enero pasado, junto al gobernador Alberto Weretilneck, una inauguración parcial de la obra, explicaron desde la empresa que tiene la concesión del servicio. En la región, la empresa Contreras Hermanos está a cargo de los frentes para la instalación de los caños.

De todos modos, destacaron que la obra ejecutada hasta el momento permitió 1853 nuevas conexiones desde el 24 de septiembre pasado hasta el 27 de diciembre último, en localidades de la región cordillerana de Neuquén, Río Negro y Chubut. Y aseguraron que se siguen sumando nuevos usuarios.

Indicaron que con las obras ejecutadas hasta ahora se podrán conectar al servicio “un total de 10 mil/12 mil nuevos usuarios que tiene prevista de esta inauguración parcial sobre los 22 mil que tiene la obra” para cuando esté finalizada.

“Por lo cual hay margen de maniobra suficiente para que se sigan conectando todos los usuarios que se quieran conectar y pasar el invierno y seguir transitando este camino hasta que las plantas compresoras se terminen instalando en cada una de las plazas”, explicaron desde Camuzzi.

La ampliación del gasoducto Cordillerano-Patagónico demandará en su conjunto una inversión de por lo menos 859 millones de pesos, según los contratos que el Ministerio de Energía firmó a mediados de octubre de 2017 con las empresas que ganaron la licitación.

La otra etapa que está pendiente son las plantas compresoras. La contratista es la empresa Peitel SA. Desde Camuzzi indicaron que son dos equipos de compresión: uno va a la localidad de Gobernador Costa, en Chubut, donde “ya tenemos nuestra planta de compresión allí y este equipo se sumaría”, y ademas se instala una nueva planta compresora en Río Senguer.

Cuando se anunció el inicio en marzo de 2018 de los trabajos preliminares de la ampliación del gasoducto Cordillerano se indicó un plazo de ejecución de un año y medio.

El gasoducto Cordillerano nace en Plaza Huincul y recorre la Ruta Nacional 237 desde Picún Leufú hasta Bariloche. Después, continúa por la Ruta Nacional 40 hasta Esquel.

La obra se complementa con el refuerzo del gasoducto Patagónico, que llega a Esquel desde la costa atlántica, a modo de anillo.

La ampliación se anunció en la gestión de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que hasta firmó a finales de septiembre de 2018 en Bariloche “el Convenio Marco de Obras de Potenciación en el Sistema Cordillerano Patagónico”. Desde la exintendenta María Eugenia Martini hasta numerosos funcionarios y dirigentes aplaudieron el acto. La obra se tenía que haber terminado en la gestión kirchnerista, pero no alcanzaron a cortar las cintas.

El legislador del FpV Alejandro Ramos Mejía criticó el acto que encabezó el presidente Mauricio Macri junto al gobernador Alberto Weretilneck y el intendente Gustavo Gennuso el 3 de enero pasado porque advirtió que se trató “de un acting”.

Anunció un pedido de informes “debido a que surgieron dudas respecto a la tarea encomendada a la firma Contreras, que habría encontrado inconvenientes técnicos que frenan el avance de los trabajos”.

Aseguró que “el caño que transporta el fluido muere en el río Ñirihuau, donde la empresa constructora debía realizar tareas adicionales para atravesar ese curso de agua de manera subterránea, aunque no habría contado con autorización del dueño de esas tierras para poder realizar la perforación”.

“Dicha perforación, según datos técnicos, sería de unos 8 metros de profundidad para los cuales se deberían realizar detonaciones, teniendo en cuenta que se trata de terreno pedregoso”, consignó el legislador del FpV.

“No es un problema en particular, cuando los caños pasan campos, muchos de los cuales son privados, hay que gestionar justamente la servidumbre, el paso del caño por ahí y la fijación del canon que establece el regulador. No es ninguna traba compleja para la obra”, explicaron desde Camuzzi. Por eso, dijeron que ese tramo está en suspenso temporalmente. Y sólo señalaron que es erróneo lo que indica el legislador provincial, en referencia a los trabajos pendientes en ese sector del río Ñirihuau.

Leer mas

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here