Noticias De Bariloche

Los documentos históricos que guardaba la ex Presidente

El año pasado, en un allanamiento en El Calafate, vieron la luz dos documentos históricos en el domicilio de Cristina Fernández de Kirchner. Un prontuario policial de Hipólito Yrigoyen y una carta original de puño y letra del Libertador general don José de San Martín a su compañero de armas y amigo, el brigadier don Bernardo O'Higgins, fechada en París, el 26 de diciembre de 1835.
El documento histórico referido al ex Presidente radical corresponde a diversos informes y entradas policiales entre 1906 y 1910 (incluso huellas dactilares), que posiblemente fuera tomado de los archivos federales de la fuerza en fecha indeterminada.
Respecto de la carta de San Martín, era desconocida en su totalidad hasta el año pasado, y digo esto pues en el Archivo Mitre se conserva el borrador de dicha carta que San Martín guardó prolijamente y que coincide mayormente en su contenido y conceptos con la original, aunque esta contiene dos párrafos más, haciendo relación a cuestiones personales de no t..

El año pasado, en un allanamiento en El Calafate, vieron la luz dos documentos históricos en el domicilio de Cristina Fernández de Kirchner. Un prontuario policial de Hipólito Yrigoyen y una carta original de puño y letra del Libertador general don José de San Martín a su compañero de armas y amigo, el brigadier don Bernardo O'Higgins, fechada en París, el 26 de diciembre de 1835.

El documento histórico referido al ex Presidente radical corresponde a diversos informes y entradas policiales entre 1906 y 1910 (incluso huellas dactilares), que posiblemente fuera tomado de los archivos federales de la fuerza en fecha indeterminada.

Respecto de la carta de San Martín, era desconocida en su totalidad hasta el año pasado, y digo esto pues en el Archivo Mitre se conserva el borrador de dicha carta que San Martín guardó prolijamente y que coincide mayormente en su contenido y conceptos con la original, aunque esta contiene dos párrafos más, haciendo relación a cuestiones personales de no tener noticias de su querido amigo y sobre que su yerno, Mariano Balcarce, había sido depuesto de su cargo por Juan Manuel de Rosas, entre otras consideraciones políticas. San Martín, desde su ostracismo voluntario, en 1824, fue un prolífico escritor de cartas —a pesar de que detestaba hacerlo—, especialmente a sus amigos O'Higgins y Tomás Guido, con quienes trataba temas no solo políticos sino también familiares y cotidianos

La carta original analizada por los peritos del Archivo General de la Nación no tiene marcas ni sellos de haber estado o pertenecido a un Archivo, por lo que se estima que jamás integró el patrimonio archivístico ya sea de Chile o Argentina.

Es importante determinar el derrotero de la carta desde su envío y preguntarnos si O´Higgins la recibió; cosa que el propio chileno acusa recibo de la carta con fecha 3 de agosto de 1836 desde Lima (Perú): "Por manos del caballero Mendeville (esposo de Mariquita Sánchez, ex de Thompson) vino a las mías su muy estimable del 26 de diciembre pasado…".

Sabemos así que la carta llegó al destinatario. La pregunta es qué pasó después. A la muerte de Bernardo O´Higgins, en 1842, en Lima, sus bienes pasaron a sus herederos (su hijo Demetrio y a Rosa, su tía). Fue Demetrio quien, en 1860, donó el archivo personal de su padre al eminente historiador chileno Benjamín Vicuña Mackenna, quien contaba que desde Lima se llevó "Dos carretones con diez enormes cajas de papeles… más de veinte mil documentos… No Hemos encontrado nada organizado… No había un diario, ni serie de cartas". Incluso Vicuña cuenta que Demetrio y su tía regalaron "varios papeles" y que muchos se habían extraviado en el desorden.

Así y todo, el historiador chileno publicó muchos de los documentos originales de su archivo particular hasta su muerte, en 1886, en que pasaron a los archivos oficiales de Chile, donde no hay constancia de su ingreso, como lo manifestaron sus autoridades.

En definitiva, la carta original de San Martín es una pieza histórica que nos trae la palabra del Padre de la Patria en frases como: "En la guerra civil, la máxima de reputar como enemigo al que no es de la misma opinión es la ley que divide a los partidos"; contiene el misterio de su desaparición en manos privadas por decenas de años… Hoy recuperada, es patrimonio documental del Archivo General de la Nación que tiene su guarda y custodia.

El autor es miembro de la Academia Nacional Sanmartiniana y de la Academia Argentina de la Historia.

Leer mas

Agregar comentario

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.