Noticias De Bariloche

La trama de la caída del “Gordo” Núñez: de las gambetas en la cancha a vivir fugitivo de la Justicia por un auto robado

Leonel Núñez jugó en Independiente entre 2008 y 2010 y 2011 y 2012
Leonel Núñez jugó en Independiente entre 2008 y 2010 y 2011 y 2012

Leonel Núñez tiene más cintura para gambetear a la Justicia que a sus rivales en un campo de juego. O al menos así fue hasta ayer, cuando finalmente la Policía lo encontró, después de buscarlo mucho, por haber usado un documento falso de un auto.

El ex futbolista de Argentinos Juniors, Independiente y Nueva Chicago, entre otros, tenía que presentarse a declarar y, a pesar de haber sido notificado en varias oportunidades, no lo hacía. Declaró domicilios falsos, lo fue a buscar Gendarmería -sin éxito- a la casa de sus padres, lo encontró la Federal en la calle y le avisó que debía presentarse a explicar por qué le había entregado al juez un papel trucho para justificar la compra de un auto con pedido de captura en 2013.

El miércoles 3 de julio, ante un par de agentes de la División Delitos contra el Orden Institucional de la Policía Federal que lo interceptaron en la calle, Núñez firmó un documento en el que se comprometía a presentarse ante el Juzgado federal de Claudio Bonadío, que sigue su causa, dentro de los siguientes tres días. El plazo era clave: si no concurría podría ser detenido.

Y así fue. Pero no resultó fácil. Una semana después de que Núñez firmara su promesa de presentarse, Bonadío ordenó su búsqueda y detención. Pero, tal como ya había ocurrido varias veces, Núñez había escrito en el documento un domicilio falso. Cuando lo fueron a buscar, no estaba.

Leonel Núñez, al momento de la detención
Leonel Núñez, al momento de la detención

Lo encontraron recién el último miércoles, cuando salía de una casa cercana al lugar donde lo habían encontrado los agentes federales el 3 de julio, en el barrio de Flores. Lo esposaron y lo llevaron preso. Y así continuará.

El juez Bonadío ordenó su prisión preventiva. “El Gordo” Núñez está acusado del delito de “uso de documento público falso” que contempla una pena máxima de seis años de prisión. Para el magistrado existe riesgo de evasión, por eso decidió mantenerlo preso.

“Núñez no tiene arraigo familiar, miente respecto de dónde vive y -lo más grave-aún estando notificado, elige obstinadamente hacer caso omiso al deber de presentarse. Rebeldía en el sentido coloquial de la palabra”, dice el procesamiento con prisión preventiva, en el cual también se expresa un embargo por 20 mil pesos.

En el fallo el juez lo acusa de “falta de escrúpulos para entorpecer la investigación” y consideró que “en el contexto fugitivo que se viene desarrollando, el intento de engañar al tribunal (…) es un precedente que no puede dejar de incidir negativamente a la hora de evaluar la viabilidad de liberarlo bajo algún tipo de caución”.

Leonel Núñez, de 34 años, no está preso por falsificar sino por usar el documento falsficiado. Su problema comenzó cuando un vecino lo denunció por haberle vendido un auto “trucho” y se agravó el 12 de octubre de 2018 cuando, en el contexto de esa causa, el ex futbolista presentó ante la Justicia un certificado de propiedad falso.

Núñez fue detenido en el barrio de Flores
Núñez fue detenido en el barrio de Flores

En aquella causa original se lo acusaba de haberle vendido a su vecino un auto con los grabados de cristales borrados, con las numeraciones de chasis y de motor adulteradas para ocultar el pedido de secuestro que pesaba sobre este bien, robado el 23 de agosto de 2013, con chapas patentes reales hurtadas a otro vehículo y con una cédula verde también robada.

Para demostrar que él había adquirido el auto de buena fe y que desconocía todos los problemas del auto, Núñez aseguró ante la Justicia que había comprado el auto el 3 de septiembre de ese año en una concesionaria de la avenida Rivadavia al 9470 y acompañó el boleto de compraventa pero en su versión “copia”.

Cuando el juez le preguntó por qué no tenía el original aseguró que no lo había encontrado y que había pedido una certificación de éste porque viajaba al exterior y la necesitaba para hacer la transferencia.

En la copia de la certificación, según consta a partir de las pericias, hay una firma de un escribano que es trucha. Esas copias se las dieron en 2018 y Núñez dijo que nunca buscó chequear que las firmas fueran originales.

“Lo que presentó es una copia en la que se fraguó la firma del escribano y, abrochada a esta, una certificación notarial que no le corresponde”, dice el procesamiento.

El futuro no parece sencillo para el delantero de célebre buena pegada. Encerrado en prisión, sin posibilidades de seguir gambeteando sus responsabilidades, Núñez parece encerrado en un problema. Lo dice en una oración el expediente: “Lo innegable, hasta aquí, es que empleó el documento a sabiendas de que era falso”.

Seguí leyendo:

Detuvieron a un ex futbolista de Independiente por falsificar los documentos de un vehículo

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.