Noticias De Bariloche

La literatura rionegrina crece de la mano de FER

La excusa para hablar con Daniel Welschinger eran los resultados del más reciente concurso, pero la charla se extendió a otras cuestiones que hacen a la política editorial de la provincia, suerte de excepción a la regla nacional.

En 2019 transcurre el cuarto año de gestión de Daniel Welschinger al frente del Fondo Editorial Rionegrino (FER). El Cordillerano se comunicó con el director con la excusa de los resultados que se dieron a conocer recientemente en relación a la Convocatoria Literaria 2018, entre los que figuran varios barilochenses (ver recuadro). Pero la conversación superó el corto plazo y abarcó temáticas que hacen al mundo editorial y literario de la provincia.

“En términos generales el balance es muy, muy bueno por varios motivos”, arrancó Welschinger. “Igual, algunas cosas todavía nos cuestan mucho, por ejemplo, desplazarnos. Hay resquicios administrativos que son tan conservadores y burocráticos que realmente, nos la hacen difícil”, se quejó. Pero “en cuanto a los concursos, la participación es impresionante: en la Convocatoria 2018, hubo más obras recibidas que en 2016 y en 2017 juntos.

Y eso que en 2016 la participación fue muy alta porque había mucha obra retenida, ante la falta de concursos. Pero claramente, la posibilidad de la continuidad, alienta la participación”.

Estimó el director que “la gente sabe que los 11 de abril de cada año, abre la convocatoria el FER y dentro de lo que podemos, las obras se publican. Las puertas se abren y se cumple con lo que se promete. En el contexto nacional, día por medio cierra una editorial y entra literatura de cuarta calidad, mal traducida en algún pueblo de España e impresa en China, pero en Río Negro hay una decisión que por supuesto me trasciende, que no hay que dejar de valorar: sostener el FER con sus puertas abiertas”, resaltó.

La continuidad y los resultados inciden en el ritmo de la escritura. “En todas las categorías (ver recuadro) hubo participación y en todas, seleccionados. Incluso, en Ensayo se prioriza en forma secuencial un año Ciencias Naturales y al otro Ciencias Sociales o Humanas, pero recibimos ensayos de todo el abanico. Igual los recibimos y ya quedaron inscriptos para la Convocatoria 2019, que todavía no se abrió”, ejemplificó Welschinger.

Esfuerzo social

En esa suerte de pequeña explosión, “nosotros no somos el centro del mundo, somos uno más. Pero se generan talleres y espacios de lectura y escritura cuando las posibilidades de publicar se mantienen abiertas. Hay un esfuerzo social por acompañar la voluntad institucional o dialécticamente, la voluntad institucional se facilita cuando el esfuerzo social empuja. Un párrafo aparte para los jurados, no solo tuvimos suerte y humildemente muy buen ojo, su desempeño fue impecable”.

Para la Convocatoria 2018, la tarea recayó en Liliana Campazzo (Viedma), Cristian Aliaga (Lago Puelo), Brigitte Van den Heede (Buenos Aires) y Hugo Covaro (Comodoro Rivadavia). “Los años anteriores también se han desempeñado de forma impecable y esa es una fortaleza de nuestra convocatoria porque la gente no está sospechando ni por un segundo de su honestidad intelectual. En eso estamos súper tranquilos porque además, los criterios de selección de los jurados son sugeridos por el Consejo Asesor”, explicó el director.

“No somos los únicos, el FER es una instancia pero a partir de su reactivación, pareciera que hubo otras instancias que se potenciaron, ya sea en colaboración o a veces en competencia”, evaluó Welschinger, en relación a la Editorial de la UNRN. “Pero existe un campo donde el único que gana es quien escribe y quien lee. Por eso, el panorama literario me parece que evoluciona aunque cuatro años de gestión en una editorial es muy poco, las privadas tienen planes de ocho, 12 o 16 años. En el sector público la gente se renueva y muchas veces, la impronta fundacional de cada una de las gestiones hace retrotraer a fojas cero todo y eso no está bien”.

Indirectamente y como manera de ejemplificar la evolución favorable, el vecino de Patagones compartió dos gratas novedades: “Silvia Urtubey fue convocada por Ediciones del Dock y va a sacar Rayas blancas sobre fondo blanco dentro de muy poco y eso, es una alegría para nosotros porque abona el panorama literario, la evolución de las letras rionegrinas pero de la mano de un privado. Y párrafo aparte merece la EMB Juan Ojeda, con quien después de varias idas y venidas, vamos a concretar un convenio de reciprocidad para hacer coediciones. Encontramos una potencia importante que se va a retroalimentar y estoy muy esperanzado con ese convenio. Espero estar por allí la primera semana de abril para firmarlo”, avisó Welschinger. Cabe recordar que la EMB no formuló convocatoria alguna en 2018. Que la unión haga la fuerza.

Ganadores de la zona en Narrativa, Ensayo y Dramaturgia

Seis obras que tienen como autoras y autores a residentes en Bariloche y Dina Huapi serán publicadas por el Fondo Editorial Rionegrino (FER) antes de marzo próximo. La novedad se conoció al trascender la identidad de los trabajos que seleccionó el jurado, al expedirse sobre la Convocatoria Literaria Anual 2018. Se trata de trabajos en Narrativa, Ensayo en Ciencias Biológicas y Dramaturgia.

Si bien no hubo seleccionados barilochenses en el rubro Poesía, el músico Pablo Rassetto se alzó con una mención por “El shock”. Inicialmente, no está prevista su publicación pero el organismo afirmó que “en la medida en que las circunstancias sean favorables, trataremos de dar cuenta también de las obras que obtuvieron mención”. En este caso, la selección recayó en “Cenizas en el río”, una obra de Miguel Ángel Osorio (Viedma).


Andrés Vaccari.

En cambio, sí debería ganar la calle la novela “Francine Descartes y las pasiones de la luz”, del filósofo local Andrés Vaccari. Un volumen de cuentos del mismo autor había corrido idéntica suerte en la última convocatoria que realizara la Editora Municipal Bariloche (EMB) “Juan Ojeda”. En esa oportunidad (2017), se trató de “El enjambre y las sombras”. Como podrá leerse párrafos más abajo, Vaccari se toma muy en serio el asunto de la escritura creativa. Siempre en Narrativa – Novela, también hubo una mención para Bariloche por “La obstinada brisa del tiempo”, de Sergio Petriw.

En Narrativa – Cuento copó la cordillera. El viernes Mónica de Torres Curth presentará “Todo lo que debemos decidir”, el libro que publicó a través de la Editorial de la UNRN pero su alegría no debe caberle en el cuerpo porque el FER seleccionó “El camino de la izquierda”, más cuentos de su autoría. Quiere decir que si todo va bien, la matemática (es docente de la especialidad en la UNCo) vendrá al ritmo de un libro por año entre 2018 y 2019.

También fueron seleccionadas para su publicación en el sello provincial “Un hombre invisible”, de Gustavo Verussa y “Recuerda que has de morir”, de Silvia Urtubey, vecino y vecina de Dina Huapi, respectivamente. La segunda ya había publicado por el FER un par de años atrás “La rebelión de la muda”, tremendo libro de poesía. Nótese la potencia que tiene la literatura en la vecina localidad, en relación a su cantidad de habitantes.

En la categoría Ensayo, la editorial provincial llevará a imprenta a “Perchita, la perca criolla y su amigo el puyon marrón” / “Simona, la migradora. Podemos cambiar la historia”, de María Valeria Fernández y el Grupo de Investigación en Biología de la Conservación (GRINBIC – CONICET – INIBIOMA – CRUB, UNCo), también de Bariloche.

El último galardón que recayó en esta ciudad fue en el rubro Dramaturgia, con otra contribución de Pablo Andrés Vaccari: “Filiberto y Sofía. Metahistoria (de amor) multidimensional”. El FER hizo saber su felicitación “a las y los creadores de las obras seleccionadas, así como a los titulares de las menciones”. Cómo no sumarse a esa congratulación…

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.