Noticias De Bariloche

La cena reservada que tuvo Máximo Kirchner con Felipe González

Cristina Fernández de Kirchner hizo un guiño (incluso podría decirse que más que eso) a los Estados Unidos cuando en la Feria del Libro elogió la marcha de su economía bajo el gobierno de Donald Trump. Su hijo se lo hizo a España una semana atrás cuando en una cena que no trascendió hasta ahora conversó con el ex presidente español Felipe González, una voz de peso en su país.

El vínculo no es nuevo. El dirigente del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) había acompañado a la familia de Néstor Kirchner cuando falleció en octubre del 2010. En ese entonces aún no estaba rota la relación con España, lo que ocurrió en 2012 con la reestatización de YPF y la expropiación de las acciones de Repsol. Ahora Argentina enfrenta un juicio millonario en la Corte de Nueva York tras el planteo del fondo Burford que compró los derechos para litigar a los españoles.

Otro roce ocurrió hace exactamente dos años. La ex jefa de Estado pidió aclaraciones por una supuesta frase atribuída a quien fuera presidente del gobierno de España entre 1982 y 1996. Y él aclaró: “No creo que haya que pedirle a nadie y menos al Poder Ejecutivo que elimine a enemigos potenciales por la vía judicial”.

Precisamente en la cena dicen que se habló de evitar la “venganza” como herramienta política entre adversarios, término de moda en estos días de convulsionada grieta. Tal vez no se haya pronunciado taxativamente el término pero fue un tema de conversación entre el diputado nacional del Frente para la Victoria -Unidad Ciudadana y el ex jefe de Estado.

Felipe González hablando en su charla pública durante su último paso por la Argentina
Felipe González hablando en su charla pública durante su último paso por la Argentina

El encuentro ocurrió el viernes 3, el mismo día en que González desayunó con referentes de distintas fuerzas políticas. Por la mañana no hubo dirigentes kirchneristas en la charla en la que a  instancias de la Red de Acción Política (RAP) que dirige Alan Clutterbuck, ministros y legisladores del oficialismo y también de algunos partidos de la oposición escucharon consejos sobre posibles acuerdos. González también habló sobre consensos con el presidente Mauricio Macri y el sábado 4 con Sergio Massa y su esposa Malena Galmarini en una comida en Tigre.

La víspera de la visita al referente del Frente Renovador, González compartió un asado con Máximo Kirchner y con el diputado Eduardo ‘Wado’ de Pedro. Allegados a ellos aseguran que estuvieron solos los tres y que la cena duró algo más de tres horas, casi cuatro. Hablaron, según el relato de los argentinos, sobre las mutaciones del capital financiero, sobre los desafíos futuros, sobre la gestión de gobierno, sobre el rol de la alimentación y  la energía en el futuro y hasta compartieron algunas anécdotas. En esta sobremesa aclaran que el ex presidente del gobierno español prefirió no meterse demasiado en asuntos públicos ajenos a su país.

Ambos coincidieron en cuestiones más generales como la necesidad de ampliar las alianzas electorales. El diálogo fue en la línea de lo planteado por Cristina Kirchner al presentar su libro “Sinceramente” respecto a que en estos tiempos no alcanza una fuerza política para gobernar sino que son necesarios acuerdos más amplios y de toda la sociedad. Similar al consejo que Felipe González le dio a Macri y a los referentes con los que desayunó en la RAP. La base del próximo gobierno, sea del partido que sea, debería ampliarse para reencausar a la Argentina, señaló el visitante. Y asintió su interlocutor.

En la agenda del español hubo otras reuniones, aunque también hubo algún político que prefirió no tomar un café para evitar el tema Venezuela, país respecto al cual González tiene una posición pública muy crítica.

El encuentro de Máximo Kirchner parece extraño porque hoy su rol está más enfocado al armado electoral y la construcción de consensos en la provincia de Buenos Aires entre los intendentes del peronismo que a cuestiones de política internacional reservada a su madre, al ex canciller Jorge Taiana y al rector de la UMET, Nicolás Trotta. Sin embargo, cuentan que Felipe González, en su afán por intercambiar opiniones, buscó diálogos plurales y propuso el encuentro.

Axel Kicillof junto a la ministra de Economía de México, Graciela Márquez Colin
Axel Kicillof junto a la ministra de Economía de México, Graciela Márquez Colin

El peronismo busca en estos tiempos lazos con la centroizquierda de España en momentos de retroceso de ese sector político en la región. En ese marco, esta semana Axel Kicillof viajó a México donde junto a Cecilia Nahón tuvo varias entrevistas con funcionarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador antes de viajar a Washington.

En marzo quien estuvo en España fue Mariano Recalde, el referente más fuerte del kirchnerismo porteño. Visitó a Iñigo Errejón antes de las elecciones locales, como prólogo para su precandidatura a jefe de gobierno porteño.

También el intendente de Esteban Echeverría y presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, tiende puentes con la izquierda española, en su caso fundamentalmente con Podemos. En Madrid, donde tiene buena relación con la alcaldesa Manuela Carmena Castrillo, colocó una placa en recuerdo a la figura de Eva Perón y se reunió con representantes de la Universidad Complutense.

Fue en España, recordó Gray a Infobae, donde la mujer de Juan Domingo Perón inició la llamada ‘gira arco iris’ que tuvo como objetivo mejorar la imagen en Europa del peronismo. ¿Será el objetivo hoy de Cristina y de su hijo?

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.