Noticias De Bariloche

Juan Alari repone “Celular”

El inquieto actor insistirá con la obra con que se dio a conocer en Bariloche, mientras trabaja en la dirección de otra propuesta y finiquita la escritura de una tercera. Con su desempeño, obtuvo Mención al Actor cómico en la última Fiesta Provincial del Teatro.

El jueves desde las 21.30 habrá función en Teatro El Brote. El incansable Juan Alari repondrá momentáneamente “Celular”, un trabajo que le brindó muchas satisfacciones, entre ellas, una mención en la edición más reciente de la Fiesta Provincial del Teatro. Sería conveniente aprovechar la oportunidad porque en realidad el actor, director y dramaturgo tiene previsto desarrollar otros proyectos durante 2019. Como suele decirse: única función.

En la redacción de El Cordillerano, el actor recordó: “la vengo haciendo hace mucho tiempo. Fue la obra con la que empecé a trabajar en Bariloche y la última noticia linda es que me dieron la Mención a Actor cómico en la Fiesta del Teatro de Río Negro. Contento con eso y además, es distinto..

El inquieto actor insistirá con la obra con que se dio a conocer en Bariloche, mientras trabaja en la dirección de otra propuesta y finiquita la escritura de una tercera. Con su desempeño, obtuvo Mención al Actor cómico en la última Fiesta Provincial del Teatro.

El jueves desde las 21.30 habrá función en Teatro El Brote. El incansable Juan Alari repondrá momentáneamente “Celular”, un trabajo que le brindó muchas satisfacciones, entre ellas, una mención en la edición más reciente de la Fiesta Provincial del Teatro. Sería conveniente aprovechar la oportunidad porque en realidad el actor, director y dramaturgo tiene previsto desarrollar otros proyectos durante 2019. Como suele decirse: única función.

En la redacción de El Cordillerano, el actor recordó: “la vengo haciendo hace mucho tiempo. Fue la obra con la que empecé a trabajar en Bariloche y la última noticia linda es que me dieron la Mención a Actor cómico en la Fiesta del Teatro de Río Negro. Contento con eso y además, es distinto a todo lo que hago porque estoy solo. En casi todos los demás trabajos estoy con otra gente, así que estar solo es un gran desafío. Hay que poner mucha entrega, estoy con muchas ganas de hacerla de nuevo porque no la hago desde el Provincial”, unos tres meses atrás.

La experiencia “estuvo buena porque en la Fiesta Provincial hay una etapa de devolución de los trabajos”. Éstas “fueron muy buenas, gustó mucho. Impresionó desde el punto de vista de la austeridad de la puesta, porque no hay nada: estoy yo, simplemente… Tampoco es una puesta de luces tremenda, estoy ahí con el calzoncillo y el celular, metiéndole energía y haciendo imaginar toda la obra a la gente. También me dijeron algunas cosas como para ir mejorando, era un jurado de todo el país así que esas personas hay que escucharlas”, asumió Alari.

La atmósfera íntima que siempre propone El Brote incluye atractivos adicionales. “En teatro, cada día es distinto porque cambia el público, cambia uno, cambia el día… Cuando cambia la sala, también”, concedió el teatrero. “A mí la intimidad me encanta, me da la oportunidad de hacer las cosas un poco más chiquitas, no tengo que expandirme tanto a nivel expresión, sino que la gente al estar tan cerca, comprende lo me va pasando de otra forma.

Entonces, es un placer estar conectando ahí y sentir rápidamente qué le está pasando al otro. El ida y vuelta y la comunicación se hacen mucho más fluidas, se puede llegar a lugares que uno no imagina con el calor del público tan cerca”, describió.

Bandi en soledad

Por las dudas, el actor recordó la trama: “Es la historia de Bandi, que se despierta en un lugar que no conoce, realmente no sabe dónde está, mira para todos lados y no sabe. Trata de hacer memoria de lo que le pasó pero no recuerda, está en calzoncillos y lo único que tiene en la mano es el celular, para descubrir qué pasó. Es una historia que te pone entre la vida y la muerte, el personaje trata de ver qué le pasó y de ir resolviendo cuestiones de su vida que según cree, no va a poder, pero igual intenta”, resumió Alari.

En su momento, cuando se inclinó por tomar apuesta tan alta, “lo que me atrajo fue la austeridad de la puesta. Esta producción se planificó para hacer una gira desde Buenos Aires hasta Ecuador, entonces como solo pedía tener un celular y un calzoncillo, desde el punto de vista práctico fue bárbaro. Yo ya había dirigido otra obra de su autor, Pablo Albarello: Estocolmo… Cuando leí este texto, me encantó porque tiene una cosa de humor de negro, te pone en situaciones extremas en las que genera tensión y el público quiere saber qué está pasando”.

Ocurre que “Celular” asume “una mezcla de intriga y presión por la situación que vive el personaje. Se maneja con mucho humor y eso, a mí me gusta mucho. Me parece que el humor ayuda mucho a reflexionar, la catarsis del humor hace que uno pueda leer cosas entre líneas y verlas desde otro lado. Por ahí es un dramón, pero la catarsis es tan fuerte que es más emoción”.

“Me gusta jugar con eso: que la gente esté entre emocionada y riéndose de los nervios. Eso fue lo que me atrajo”, resaltó el actor.

Como decíamos, la del jueves valdrá como única función. “La voy haciendo cuando sale la oportunidad o cuando giro con otra obra y por ahí, queda un hueco. También cuando me invitan… ‘Celular’ siempre está a mano y cuando vienen las fechas, me pongo a ensayar dos semanas antes para repasarla. Me junto con Mariana Niepo, que me ayudó mucho con la puesta en Bariloche y con Micaela Cacheda, que está haciendo la iluminación. Trabajo para tenerla a mano y ponerla siempre que sale la oportunidad” resaltó Alari. Y a las oportunidades, no hay que desdeñarlas.

Dirección y dramaturgia

Además de la inminente reposición de “Celular”, Juan Alari tiene planes para el cuarto mes de 2019. “Estoy trabajando en otra obra de Pablo Albarello: Lombrices… Actúan Rubén Vargas y Enrique Braunstein, la idea es estrenar en abril en La Llave y después, queremos hacer tres meses de funciones en lugares alternativos, utilizando el modelo de Darío Levin. Estuve hablando bastante con él de Teatro Casero, entonces más que hacer pocas funciones para juntar mucha gente, para mí y mis proyectos. La idea es actuar más, hacer más funciones y que venga menos gente, sin la presión de estar en una sala, sino en lugares alternativos: SUMs de barrios o alguna casa antigua que nos presten”, anticipó.

Lejos de contentarse con el experimento, “acabo de terminar de escribir una obra que se llama El error, a la que también escribí con Pablo Albarello. Hice un trabajo de escritura durante cuatro meses, yo escribí mucho teatro pero hacía mucho que no lo hacía, así que volví. Fue un proceso muy lindo y ya la estoy pasando la obra a directores y a gente que se interese. La historia es sobre una persona que queda en un coma durante largo tiempo y se despierta en un futuro donde todo cambió. Trabaja el humor y también la tragedia, se va metiendo en esas dos situaciones”, avisó Alari, fiel a su estilo.

Leer mas

Agregar comentario

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.