Noticias De Bariloche

Joven que mató a cuchilladas a una pareja y mordió sus caras creía que era mitad perro y mitad hombre

Austin Harrouff

El joven de 20 años que mató a cuchilladas en 2016 a un matrimonio en su vivienda de Florida y fue reducido por la Policía cuando mordía la cara de una de las víctimas, creía que era mitad perro y mitad hombre, según el psicólogo forense que examinó el caso.

Phillip Resnick, psicólogo forense de la Florida State University (FSU), indicó que Austin Harrouff, antiguo alumno de esta universidad, creía que era “mitad perro y mitad hombre” cuando acuchilló a un matrimonio en su casa y luego comenzó a morder la cara de una de las víctimas.

Las víctimas: John y Michelle Mishcon Stevens
Las víctimas: John y Michelle Mishcon Stevens

Harrouf está acusado de dos cargos de asesinato en primer grado y otro de intento de asesinato por la muerte de John Stevens, de 59 años, y Michelle Mishcon, de 53, en su casa cerca de la localidad de Jupiter, en el condado de Palm Beach, al norte de Miami.

Austin Harrouff es transportado por detectives a la cárcel del condado de Martin desde el Hospital St. Mary’s en Stuart, Florida. (2016) (Richard Graulich/Palm Beach Post via AP)
Austin Harrouff es transportado por detectives a la cárcel del condado de Martin desde el Hospital St. Mary’s en Stuart, Florida. (2016) (Richard Graulich/Palm Beach Post via AP)

En el informe forense al que tuvo acceso el diario The Palm Beach Post, Resnick concluye que Harrouff era un “psicótico activo”.

El joven, ahora de 22 años, persistió en morder al hombre “en presencia de agentes de la policía y pese a las amenazas de disparo y de que le dieran múltiples patadas en la cabeza”, señala el informe divulgado esta semana por la oficina fiscal del condado de Martin.

Los hechos sucedieron a las puertas del garaje de los Stevens, menos de una hora después de que Harrouff abandonara muy alterado un restaurante donde cenaba con sus padres tras haber discutido con su progenitor, un dentista.

Para reducir a Harrouff y apartarlo del cuerpo sin vida de Stevens se necesitó a cuatro policías. Antes, uno de ellos le disparó con una pistola eléctrica, pero ni eso sirvió para que dejara de morder la cara de la víctima.

Un vecino de las víctimas, Jeffrey Fisher, de 47 años, que fue el que llamó a la línea de emergencia 911 para alertar a la Policía, fue también apuñalado en varias ocasiones por el joven al tratar de defender al matrimonio.

Los análisis iniciales de sangre practicados al joven para determinar si antes del ataque había consumido “flakka”, una potente droga sintética originaria de China y causante de numerosas muertes en Florida, o algún tipo de sales de baño, dio negativo a esas drogas, así como a la marihuana y la cocaína.

Los facultativos que atendieron inicialmente el caso señalaron que Harrouf les dijo que solo había fumado marihuana y bebido algo de alcohol esa noche, para luego decirles: “matadme. Quiero morir. Solo matadme”.

Según los documentos consignados en tribunales, Harrouff dijo a la Policía que “comía humanos” y pidió ayuda, ya que no podía respirar.

Con información de EFE

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.