Noticias De Bariloche

Hantavirus: no aumentó la población de colilargos pero sí el peso

Más peso que el habitual, es lo que registraron los muestreos.

La floración de la caña colihue, un fenómeno que se produce cada 40 y 60 años, ya es un hecho en Villa La Angostura y en el sudoeste de Neuquén. La semilla está dispersa por el suelo como oferta de alimento para los roedores. El primer muestreo de ratones generó algo de tranquilidad aunque la incertidumbre continúa. “En este primer ciclo de trampeos, la cantidad de roedores resultó la esperada para la época del año”, detalla el informe del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (CEAN).

Los trabajos de monitoreo, que consisten en la captura de ejemplares en distintos puntos, arrojaron que “no se advertiría mayor cantidad de roedores que la habitual para la época”. En el caso del ratón colilargo, el único tipo de roedor que transmite el hantavirus, el informe aclara que “la abundancia es baja”.

Sin embargo, el estudio elaborado por el CEAN destaca un mayor peso promedio de los roedores por la mayor disponibilidad de alimento que “luego, podría extenderse a mayores tasas de reproducción o supervivencia”.

“No hay nada de qué preocuparnos por ahora. Están en actividad reproductiva, pero esto es parte del ciclo natural. Habrá que ver el próximo muestreo”, plantearon fuentes del parque Nahuel Huapi. Aclararon que los roedores son “longevos” y que con buenas condiciones de peso, “en unos 30 días podrían empezar a dar camadas. Con los próximos muestreos, habrá que ver si sobreviven y si dan camadas más numerosas en cría”. Se acordó un muestreo sistemático a lo largo de todo el año .

Antecedentes

Tras la floración de la caña colihue, Bariloche y la zona de El Manso sufrió una “ratada” en 2011 aunque el fenómeno duró solo 3 meses. “Explotó el volcán y no tuvimos casos de hantavirus asociados a la ratada. Se trabajó en prevención”, advirtió Eduardo Herrero, de Salud Ambiental de Río Negro Zona Andina. Explicó que a “las medidas básicas del hantavirus, sumamos otras más drásticas. Hicimos muchas zanjas al perímetro”. “En una ratada -continuó-, el ratón está hacinado y estresado. Normalmente hay 100 roedores por hectáreas; en una ratada tenés de 1000 a 1500. Se quedan sin comida. Por eso, están estresados. Si caen en un pozo, quedan amontonados y se mueren”.

Agencia: Bariloche

The post Hantavirus: no aumentó la población de colilargos pero sí el peso appeared first on Diario Río Negro.

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.