Noticias De Bariloche

El viaje “bajo perfil” de Rafael Di Zeo para liderar a la barra en el partido de Boca en Ecuador

Mauro Martín y Rafael Di Zeo, líderes de la barra brava de Boca, ambos viajaron a Ecuador.
Mauro Martín y Rafael Di Zeo, líderes de la barra brava de Boca, ambos viajaron a Ecuador.

Después de más de tres años de no poder pisar un estadio, Rafael Di Zeo, el líder de la barra brava de Boca, estará otra vez comandando el paravalanchas de La Doce: será mañana, en Quito, ante Liga Deportiva, en el partido de ida de los Cuartos de final de la Copa Libertadores. Para lograr su objetivo, el famoso Rafa realizó varios trámites que lo depositarán en el lugar al que siempre añoró volver.

La jueza Sabrina Namer, del Tribunal Oral Federal 8 donde Di Zeo tiene una causa por encubrimiento de un secuestro extorsivo, le dio permiso. Lo mismo ocurrió en el Tribunal Oral Criminal 13, que preside el doctor Alfredo Calvete, donde afronta un proceso por instigación a cometer doble homicidio, que plantea pena de prisión perpetua.

Con la venia judicial, necesitaba que la Conmebol no lo pusiera en la lista negra para no ser deportado, como ocurrió en abril de este año en Colombia, cuando Boca jugó contra Deportivo Ibagué y apenas pisó el aeropuerto del país cafetero, lo mandaron de regreso.

Y lo consiguió: a pesar de que desde el Ministerio de Seguridad de la Nación ofrecieron mandar tres veedores de Tribuna Segura para que no ingresaran los que tienen restricciones, la Confederación Sudamericana declinó la propuesta argumentando que no quiere problemas legales y que en todo caso la responsabilidad de que ingresen o no es del club organizador.

Igual, Di Zeo tomó sus prevenciones y decidió en vez de tomar un vuelo directo, hacer una odisea para viajar a Quito, para despistar a posibles hombres de Seguridad. Así, de madrugada cuando poca gente está en Aeroparque, tomó un vuelo hacia Córdoba. Ahí, por Lan Perú, a primera hora de la mañana hizo el segundo tramo hacia Lima. Y desde allí realizó el último tramo hacia Quito. Arribó ayer por la noche y se lo vio festejar su retorno inminente junto al resto de la barra, que lo esperaba en un bar del centro.

La Doce está en pleno en Ecuador ya que también viajó Mauro Martín, quién lo hizo desde Ezeiza por Avianca, acompañado únicamente por otro barra para no despertar sospechas. Mientras que la otra parte de la cúpula, donde aún  hay varios que están con derecho de admisión, y toda la segunda línea, lo hizo en un vuelo de línea desde Buenos Aires el lunes por la mañana.

Según los registros de Migraciones, más la información que proviene de Ecuador, será numerosa la presencia de La Doce para alentar al equipo de Alfaro, ya que también registraron su salida Tyson Ibáñez, Diego el Melli Rodríguez, Esqueletor Maciel, Manija Mantarro, Lana Gatica y más.

¿Quién paga la fiesta? La respuesta la podrían tener los organismos de control si investigan la ruta del dinero de los barras, pero parece que nadie se mete nunca con esa parte nodal de la historia.

Mauro Martín y Rafael Di Zeo
Mauro Martín y Rafael Di Zeo

La Doce de cualquier manera no está pasando su mejor momento. Sin el negocio de la Copa Argentina, donde Boca cayó con Almagro, necesita como el agua un nuevo Superclásico en semifinales de la Libertadores para hacer caja. En el medio, hubo un pequeño tumulto en La Plata en la derrota contra Almagro por el reparto de las entradas que fue rápidamente sofocado. Pero el domingo, en la victoria contra Aldosivi, Marta Tato, cuñada de Rafael Di Zeo, denunció judicialmente haber sido agredida en la segunda bandeja por la mano derecha de Rafa, Miguel Ángel Del Río, y por Javier Góngora, alias Peti. Mientras el líder no podía entrar, y después del fallecimiento de su hermano Fernando, Del Río obra como los ojos y los oídos de Di Zeo en la popular.

Ahora podría tener derecho de admisión si prospera la causa que tramita la fiscal Susana Callejas. También quedó en la mira otro histórico de la barra, Fabián Topadora Kruger, a quién supuestamente y según se viralizó en redes, habrían visto varios dentro del estadio contra Aldosivi. Los organismos de seguridad ya pidieron las cámaras de video para confirmar o desechar la versión. En caso de ser cierto, como tiene restricción para el ingreso, sumaría también una causa judicial.

Estos dos hechos parecían hasta ayer debilitar al grupo de Di Zeo. Pero Rafa, ajeno a todo, sabía que tenía una carta marcada. Su regreso a la cancha. Y por lo visto, mañana la pondrá en el paño honrando una vez más la famosa frase de don Julio Grondona: Todo Pasa. Lamentablemente. 

SEGUÍ LEYENDO:

Negocios, traición y cárcel: la historia oculta de la guerra en la familia Di Zeo

Di Zeo, Mauro Martín y otros 126 barras de Boca recibieron una prohibición de 4 años de asistencia a los estadios

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.