Noticias De Bariloche

Detuvieron a “Maguila” Puccio, el hijo más enigmático del siniestro clan, en Brasil y con documento falso

Así fotografió la revista Gente a Daniel Puccio en 2016. Dos años antes había ido a vivir al departamento de su madre en la calle Independencia. Estuvo en prisión entre mediados de 1985 y febrero de 1988, pero quedó libre al no tener sentencia firme. Lo condenaron a 13 años en el 98, pero nunca volvió a la cárcel ya que se había ido del país (Foto revista Gente)
Así fotografió la revista Gente a Daniel Puccio en 2016. Dos años antes había ido a vivir al departamento de su madre en la calle Independencia. Estuvo en prisión entre mediados de 1985 y febrero de 1988, pero quedó libre al no tener sentencia firme. Lo condenaron a 13 años en el 98, pero nunca volvió a la cárcel ya que se había ido del país (Foto revista Gente)

Lo detuvieron como un fugitivo. Cuando iba en micro, cerca de la zona de Itú, a 100 kilómetros de San Pablo. Había partido desde Foz de Iguazú. Y tenía identidad falsa. Esta detención, confirmada a Infobae por fuentes policiales en Brasil, la vivió de otra manera. Muy distinta a su anterior caída, rodeado de policías, con un país expectante y conmocionado por la caída de la banda de secuestradores más tenebrosa después de la dictadura militar de 1976. Una banda que se llamó el clan Puccio.

“Maguila”, al ser detenido, en 1985. Era jugador de la tercera del Club Atlético San isidro y el preferido de su padre, Arquímedes
“Maguila”, al ser detenido, en 1985. Era jugador de la tercera del Club Atlético San isidro y el preferido de su padre, Arquímedes

Daniel Arquímedes Puccio, alias Maguila, el Puccio más enigmático e inasible, otra vez vivió el momento de ser esposado.

La Policía brasileña subió al micro para realizar una inspección. Al encontrar a Puccio, le pidieron sus documentos. Su nerviosismo su delató. Sus papeles resultaron ser falsos.

Si andaba con documento falso seguro es probable que anduviera en algo turbio, esta gente no cambia. Y este secuestrador gozó de una impunidad escandalosa”, dice a Infobae Rogelia Pozzi, viuda del empresario Eduardo Aulet, una de las víctimas del clan.

Daniel “Maguila”, junto a su padre Arquímedes Puccio, su hermana Silvia y Guillermo en la casa de San Isidro donde el clan mantenía cautiva a sus víctimas durante la década del 80
Daniel “Maguila”, junto a su padre Arquímedes Puccio, su hermana Silvia y Guillermo en la casa de San Isidro donde el clan mantenía cautiva a sus víctimas durante la década del 80

Su vida criminal puede resumirse en dos cartas. En la primera, su padre –el siniestro Arquímedes Rafael Puccio– le pide que vuelva desde Australia a la Argentina porque tiene un negocio que no puede fallar. La segunda la escribió él a Nelida Bollini de Prado, a la víctima que secuestró y el clan mantuco cautiva durante 32 días en el sótano de su casa de San isidro, y le pide perdón. Hasta le dice que de ese secuestró, que el 23 de agosto de 1985 terminó con el clan Puccio, participó “inconscientemente”.

Pozzi afirma ante Infobae: “Maguila nunca dejó de ser delincuente, lo tiene en su esencia. Es como el padre, hace años me apretó para que no reconociera al hermano Alejandro en una rueda de presos. Es como el padre y la madre. Usaron el dinero de los secuestros seguidos de muerte para vivir bien”.

El sótano de la casa de Martín y Omar 544: allí estuvo encerrada la empresaria Nélida Bollini de Prado durante 32 días. Maguila participó de su secuestro
El sótano de la casa de Martín y Omar 544: allí estuvo encerrada la empresaria Nélida Bollini de Prado durante 32 días. Maguila participó de su secuestro
Las cadenas que compró Maguila para el secuestro de la empresaria Nélida Bollini de Prado
Las cadenas que compró Maguila para el secuestro de la empresaria Nélida Bollini de Prado

La vida del único sobreviviente del grupo criminal que mantiene el apellido-su hermana Adriana se lo cambió por el de Calvo, el de su madre- y fue parte de una banda que al estilo siciliano firmó un pacto de sangre, fue uno de los mayores misterios. Reapareció hace tres años en San Telmo durante una visita a su madre Epifanía, se sabe que volvió al país cuando su caso prescribió después de fugarse durante años mientras estaba en libertad condicional. Se dijo que vivía en Santa Fe, que tenía negocios en Pinamar y Brasil. Pero lo último que se sabe trascendió hoy: Daniel Puccio, de 58 años, fue detenido hoy a 100 kilómetros de San Pablo Brasil.

“Maguila”, al ser detenido, en 1985. Era jugador de la tercera del Club Atlético San isidro y el preferido de su padre, Arquímedes
“Maguila”, al ser detenido, en 1985. Era jugador de la tercera del Club Atlético San isidro y el preferido de su padre, Arquímedes

Su hermana Silvia murió de cáncer en 2011. Su made, Epifanía Angeles Calvo, vive junto a Adriana, la hermana menor del clan, en San Telmo. Los tres fueron fotografiados por la revista Gente en ese barrio.

El líder del tenebroso clan Puccio, que secuestraba y mataba empresarios en su casona de San Isidro, se llevó varios secretos a la tumba. Murió el 4 de mayo de 2013 a los 84 años. De la banda quedan pocos con vida.

Adriana y Daniel en 2016 fotografiados por Gente. Ella se cambió el apellido por Calvo e intentó dejar el doloroso pasado atrás. Maguila pidió perdón a las víctimas (Foto revista Gente)
Adriana y Daniel en 2016 fotografiados por Gente. Ella se cambió el apellido por Calvo e intentó dejar el doloroso pasado atrás. Maguila pidió perdón a las víctimas (Foto revista Gente)

Su hijo Alejandro murió de neumonía el 27 de junio de 2008. El 8 de noviembre de 1985 había sobrevivido después de tirarse del quinto piso del Palacio de Tribunales y caer sobre un puesto de la DGI. El coronel retirado Rodolfo Victoriano Franco había muerto tiempo antes. De Roberto Díaz, que hasta hace tres años daba notas, no se sabe nada: se le perdió el rastro. De Guillermo Fernández Laborda, el lugarteniente clave Puccio, hay una noticia reciente: sufrió un ACV en la cárcel de Devoto. “Le quedó medio cuerpo paralizado y apenas puede hablar, está internado en un hospital”, le dijo a Infobae un compañero de Laborda, que solía tener una participación activa en el Centro Universitario de Devoto (CUD).

SEGUÍ LEYENDO:

La caída del clan Puccio: de la última confesión de Arquímedes al enigma de Alejandro, el hijo rugbier que murió jurando que era inocente

Pactos de sangre, ataúdes “a medida”, whisky y cadenas para esclavos: los siniestros ritos del clan Puccio

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.