Noticias De Bariloche

Después de años de lucha, construyeron el puente para que los alumnos de un pueblo rural de Misiones puedan ir al colegio

Años de espera. Semanas de asistencia escolar intermitente. Inviernos en los que la gripe y resfríos se convertían en huéspedes de los humildes hogares. Reclamos por todos los medios para ser escuchados. Hasta que en los primeros días de marzo de 2019 llegó la recompensa. Las 15 familias del paraje rural Colonia Río Victoria, en Misiones, finalmente ya disponen de un puente peatonal de hormigón para que los niños y adolescentes puedan acudir a la escuela de manera regular y sin depender de la crecida de un arroyo.

La dirección de vialidad de la provincia de Misiones finalizó en febrero la construcción de una pasarela de 16 metros de longitud por 1,4 metros de ancho y desde el comienzo del ciclo lectivo, los estudiantes de este paraje rural ubicado a 65 km de la ciudad de San Vicente ya pueden acudir a la escuela Nº 352 llamada “Don Ceferino” sin mayores complicaciones.

A finales de septiembre de 2018, Infobae había hecho público el pedido de las 15 familias. En su momento, uno de los testimonios más conmovedores fue el del vecino José Andrade, padre de siete hijas, seis de las cuales debían acudir y atravesar todas las dificultades a la primaria y a la secundaria de la escuela Nº 352.

Hoy, a Andrade se le caen las lágrimas a la hora de ver a seis de sus siete hijas acudir a la escuela de una forma cotidiana y segura.

Cuatro hermanas de la familia Andrade, sobre el puente, en su camino hacia la escuela Don Ceferino

Lo más importante es que ya no tenemos que sufrir cada vez que nuestras hijas van a la escuela. Antes, si el clima estaba feo, no sabíamos si iban a poder volver a casa o incluso si el arroyo se las podía llevar. Nos llena de emoción saber que ahora pueden ir a la escuela normalmente, como cualquier chico”, le explicó Andrade a Infobae.

La pasarela de hormigón fue construida exactamente en el mismo punto sobre el arroyo Pintado donde se habían “fabricado” de manera rústica y manual los puentes precarios de tronco y alambre. Esas obras, inseguras y de escasa vida útil, habían sido construidas por los propios padres de las familias para evitar que sus hijos debieran permanecer toda la jornada escolar con los pies y los pantalones mojados.

Además, durante años, los alumnos de la escuela Don Ceferino debían acudir al colegio sin saber si iban a poder regresar a sus casas en el mismo día. Si el arroyo Pintado estaba demasiado crecido, ellos debían quedarse a dormir en las casas de profesores, compañeros o permanecer durante horas en la escuela hasta que sus padres pudieran recogerlos en un vehículo tras un recorrido de más de diez kilómetros.

En estas condiciones tenían que trasladarse los estudiantes de Colonia Río Victoria a la escuela Don Ceferino

De hecho, el conflicto de la falta de un puente afectó de manera directa en la propia demografía de Colonia Río Victoria. Hasta hace 10 años, residían allí unas 35 familias. Hoy apenas la habitan unas 15.

La mayoría de las familias se fueron porque sus hijos no podían ir todos los días a la escuela. Muchos vendieron sus chacras y se fueron a otro lugar. Algunos, con más posibilidades, pudieron mudarse al otro lado del arroyo. Esperemos que ahora vengan nuevas familias acá”, aseguró Andrade.

Clelia Carballo, concejala de San Vicente por el partido Agrario y Social y la dirigente misionera que más luchó por la causa a lo largo de toda la última década, celebró la inauguración del puente con emoción y sentido de responsabilidad.

Verles las caras a los chicos cuando cruzaron el puente por primera vez es una imagen que me voy a llevar conmigo toda la vida. Esa es la justificación de la lucha que mantuvimos durante todos estos años sin ser escuchados. Es el premio a haber presentado documentos, petitorios durante tanto tiempo”, le aseguró a Infobae la dirigente que presentó su primer reclamo por la vía oficial hace nada menos que siete años atrás.

“Creo que, en cierta manera, el Gobierno municipal se avergonzó por la difusión que tuvo el caso y finalmente decidió atender un petitorio que llevaba ya muchísimo tiempo”, agregó.

El puente peatonal mide 16 metros de largo por 1,4 metros de ancho
El puente peatonal mide 16 metros de largo por 1,4 metros de ancho

En simultáneo a la publicación de Infobae, Amnistía Internacional inició una campaña para ayudar a las familias. El caso tomó así tal trascendencia, que en la plataforma humanitaria Change.org se abrió un petitorio que tuvo una repercusión enorme.

La petición fue creada el 24 de septiembre de 2018 y alcanzó hasta hoy los 71.000 firmantes. Según datos de Change.org, el 25% de los firmantes (uno de cada cuatro) nunca antes había participado en un petitorio dentro de la plataforma. El 60 por ciento de los participantes fueron de Buenos Aires, un 30% de la propia provincia de Misiones y un 10% del resto de la Argentina.

“Enseguida nos dimos cuenta de que la petición iba a tener mucha repercusión. Ahora estamos felices por la construcción del puente y por Adriana, la chica que abrió la petición, que pudo, en esta era de participación ciudadana digital, aportar su granito de arena para que se pudiera concretar el sueño de estas familias”, le aseguró Gastón Wright, director de Change Argentina, a Infobae.

La obra de la construcción del puente estuvo a cargo de la Dirección de vialidad de la provincia de Misiones y formó parte de un programa denominado “100 Puentes”, desarrollado para poder conectar diferentes pueblos rurales de la región con zonas urbanas.

Imágenes de la construcción del puente y de los días previos a su habilitación
Imágenes de la construcción del puente y de los días previos a su habilitación

Una vez conseguido el puente peatonal para que los alumnos de Colonia Río Victoria puedan acudir a la escuela de manera regular, el próximo objetivo de la comunidad es poder contar en un futuro con un puente vehicular. Eso facilitará el acceso a una sala de primeros auxilios médicos, ubicada en la misma calle que la escuela Don Ceferino. Además, en algunos casos se mejoraría el traslado de los estudiantes hasta la entrada del puente peatonal, ubicada a unos 4,5 kilómetros del paraje rural.

Así y todo, los habitantes de Colonia Río Victoria amanecen hoy con la tranquilidad de que sus hijos podrán acudir a la escuela de manera segura y regular. El sueño llevó años y una innumerable cantidad de pedidos. Pero finalmente ese sueño tomó forma de hormigón y barandas de hierro. La escuela Don Ceferino puede ahora contar con su alumnado al completo en el día a día.

SEGUÍ LEYENDO:

Depender de un arroyo para poder estudiar: el pueblo rural que reclama un puente para sus alumnos

Fuerte apoyo en todo el país para que los alumnos de un pueblo de Misiones dispongan de un puente para ir al colegio

Con un plazo de dos meses, el gobierno de Misiones construirá el puente para que los alumnos de un pueblo rural puedan ir al colegio

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.