Inicio Sociedad Descubren una lagartija única en Vaca Muerta

Descubren una lagartija única en Vaca Muerta

Publicidad

La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) protege a una especie única de lagartija en el Bajo de Añelo, la Liolaemus cuyumhue, un saurio que habita sitios arenosos de Aguada Pichana, Aguada San Roque, Loma La Yegua, en el Bajo de Añelo.

Esta lagartija de la arena fue descripta en una publicación científica que da cuenta de su existencia en el año 2009.

El descubrimiento y descripción de los primeros ejemplares fue realizado por un equipo integrado por investigadores del Laboratorio de Rehabilitación y Restauración de Ecosistemas Áridos y Semiáridos (Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud) de la Universidad Nacional del Comahue y el Instituto Patagónico para el Estudio de los Ecosistemas Continentales (IPEEC-CONICET) de Puerto Madryn.

“La actividad petrolera debe contemplar la preservación de la biodiversidad y en particular esta especie por razones éticas y de responsabilidad ambiental en el cuidado del patrimonio de los Neuquinos, y ahora también por una causa llamativa: la financiación internacional”, indicó un documento que emitió la organización.

Se indicó que el Banco Mundial establece como condición cuando financia proyectos estatales que se proteja las especies que están en la lista roja de la UICN.

Te puede interesar: De los nueve estamentos para considerar una especie extinta, la lagartija de Vaca Muerta está en séptimo lugar.

La lagartijas “Liolaemus cuyumhue” , son expertas en sobrevivir a las más difíciles condiciones naturales del desierto. Están preparadas para lo más extremo que necesita la vida en condiciones naturales: falta de agua, temperaturas que van de varios grados bajo cero hasta 60°C en el suelo, vientos de gran magnitud, suelos móviles.

Son pequeñas y extremandamente miméticas, por lo que así se protegen de sus depredadores. Esta característica hace que se requiera de mucho entrenamiento visual para verlas y distinguirlas en el campo, lo que pudo haber motivado que solo recientemente fueran descubiertas por la ciencia.

Este descubrimiento en el bajo de Añelo, “nos permite abrir la hipótesis de la existencia de otros edemismos en el microclima del bajo de Añelo. Es posible que estas condiciones tan particulares hayan generado la posibilidad de especiación no sólo de lagartijas”. “Creemos que los descubrimientos de endemismos en el Bajo de Añelo recién comienzan, es solo cuestión de tiempo para que investigadores en otros grupos taxonómicos comiencen a analizar la cuenca”, señaló Daniel Pérez, director del Laboratorio de Rehabilitación y Restauración de Ecosistemas Áridos y Semiáridos (LARREA) y uno de los autores de la publicación científica de “Liolaemus cuyumhue”.

Victoria Brizio es la actual becaria del CONICET que investiga esta especie para su doctorado en la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud de la UNCo. En su investigación estudia aspectos poblacionales de la especie, y próximamente la dieta, la reproducción y los requisitos de rango de temperatura que necesita esta especie.

Leer mas

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here