Inicio Turismo De San Martín a La Angostura por la Ruta de los Siete...

De San Martín a La Angostura por la Ruta de los Siete Lagos

Publicidad

Con punto de partida en los maravillosos paisajes de San Martín de los Andes, lo primero con que te topás es el lago Lácar, uno de los principales espejos de agua del Parque Nacional Lanín y de la Patagonia. Ahí nomás, apenas subiendo por la ruta, comienza el espectacular paseo que te lleva hacia La Angostura.

Lácar

Durante los siguientes cuatro km vas a costear el Lácar desde unos 30 metros de altura promedio y vas a poder disfrutar de las vistas del lago rodeado de montañas, que invitan a perderse en el final del espejo, casi llegando al límite con Chile.

A apenas entre siete y ocho km de la salida, te encontrás con el Mirador de Pil Pil, parada casi obligada para fotografiar el valle con el marco de las cumbres y el lago en el fondo del “cuadro”.

Unos 20 minutos después, a casi 18 km de la partida de San Martín, aparece el primer puente, el del mirador del Arroyo Partido, que desemboca tanto en el océano Atlántico como en el Pacífico, luego de un largo recorrido por la caprichosa geografía de la región.

Machónico

Ya pasando la intersección de la Ruta 40 y la 63 a Villa Meliquina, después del puesto de Gendarmería y de una leve pero larga subida, parás en el Mirador del Machónico, a unos 30 km de San Martín: este pequeño y maravilloso lago suele entregar por las mañanas imágenes increíbles por la sensación de espejo que generan sus calmas aguas.

Unos 20 minutos más adelante, siempre por la Ruta 40, está la cascada Vullignanco, con sus aguas imponentes, sobre todo en primavera y épocas de lluvia.

Falkner

Unos 3 km después, tras una larga bajada, asoma el falkner, ya bien dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, un lago majestuoso custodiado por el gran cerro Falkner y el cerro Buque.

Aquí hay un camping con fogones para pasar el día o podés acampar con todos los servicios de uno habilitado. También hay bajada de lanchas: es uno de los lagos preferido por pescadores y turistas, ya que a pesar de los 50 km que lo separan de la ciudad, el camino es completamente de asfalto y se accede desde la misma ruta. Es recomendable chequear el estado del camino.

Villarino

Cruzando la calle, y unido al falkner por un pequeñísimo y profundo río, el lago Villarino, amplio y lleno de bosques, cuenta con un amplio espacio de acampe en una de sus costas, aunque sin ningún servicio habilitado.

Escondido

Un poco más arriba y entre medio de enormes coihues, asoma el lago Escondido, de difícil acceso a sus costas, bañadas por sus aguas entre verdes y azules que deslumbran a los visitantes.

Correntoso

Un poco más de media hora después, en el km 90, aparece el lago Correntoso, de fácil acceso por ruta. También cuenta con la posibilidad de instalarse en el camping atendido por pobladores de la zona. En una de sus márgenes se encuentra la antigua hostería Ruca Malen (inhabilitada) y el río que lleva el mismo nombre, donde se apoya un antiguo y pintoresco puente recomendable para fotografiar.

Espejo

Luego de 15 minutos de un serpenteante camino, en subida, y siempre por la misma Ruta 40, podés bajar al lago Espejo, justo en la playa donde se encuentra la casita del guardaparques y en donde también podes pasar el día o acampar. Otra subida más y tenés el acceso a las playas más importantes del mismo lago, ya con servicios de guardavidas y todo lo necesario para pasar un estupendo día de playa. Finalmente, cuando la Ruta 40 se cruza con la 237 que te lleva hacia el paso internacional, doblás a la izquierda y antes de llegar a La Angostura el lago Nahuel Huapi se puede observar desde distintos miradores. Aquí también hay distintas playas que te invitan a pasar un gran día de verano.

Leer mas

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here