Luego se refirió a los dichos del ministro de Defensa, Oscar Aguad, sobre la presencia del carapintada Aldo Rico en el desfile del 9 de Julio. El funcionario había minimizado el levantamiento que encabezó el militar retirado en plena democracia.

Fueron jornadas muy tensas y se creía que todo podía terminar en una inmensa tragedia, me cuesta entender algunas cosas. Puedo entender que no nos quieran a nosotros, sean antiperonistas, pero el intento de golpe se lo hicieron a un gobierno de su propio partido”, recordó Cristina Kirchner.