Inicio Bariloche y la Región Bariloche: faltan $ 7.000.000 para garantizar el transporte

Bariloche: faltan $ 7.000.000 para garantizar el transporte

Publicidad

El futuro del transporte urbano de pasajeros en Bariloche sigue siendo incierto, luego de la poda en el subsidio que en 2018 fue de 170 millones de pesos.

El dueño de la empresa Mi Bus, Pedro Ponte, disintió ayer con el intendente Gustavo Gennuso, quien había manifestado que el gobierno nacional aportaría el 25% de los aportes, el 50% la Provincia y solo restaba evaluar cómo cubrir el 25% restante.

“No falta el 25% sino el 45% del subsidio, porque se olvidan de la parte del subsidio al combustible. Hace 10 días pagábamos el gasoil a 11 pesos; hoy a 41. Nos subió el 3.000%”, objetó Ponte, al salir de la conciliación en la Delegación de Trabajo de la provincia, tras haber presentado el procedimiento preventivo de crisis.

Si bien no hubo avances en el primer encuentro, acordaron volver a reunirse en 10 días y mientras tanto, evaluar alternativas para compensar el dinero faltante que, según la empresa, ronda los 7 millones de pesos.

“El tiempo apremia pero no es un problema solo de Bariloche. En la zona sur de Buenos Aires, hubo más de 50 líneas de paro por esto. Es un problema nacional”, justificó el jefe de Gabinete, Marcos Barberis. En Roca ya ajustan el servicio. (Ver abajo)

Ponte detalló que hasta el 31 de diciembre recibían $ 16 millones mensuales como subsidio nacional. “La provincia se comprometió a aportar 7, la municipalidad acordó la suma de 3 millones y nos estarían faltando entre 6 y 7 millones de pesos”, dijo Ponte.

El municipio evalúa implementar un boleto eventual, propuesto por la empresa, para las líneas turísticas como las del aeropuerto, Catedral y Puerto Pañuelo. “Hoy tenemos muchos turistas extranjeros que no tienen la Sube. Un boleto eventual les permitiría comprar un ticket al valor de la línea. El gremio planteó que no sea el conductor quien lo cobre; con una red de venta se generaría un ingreso mayor de usuarios al sistema de transporte urbano”, señaló Barberis.

Otra opción es “hacer más inteligente el sistema de recorridos”. “Antes con la Sube y los subsidios nacionales no podíamos tocarlos. La idea es trabajar en base a las necesidades. Algunas juntas vecinales reconocieron que pasan tres micros de tres líneas distintas con 3 minutos de diferencia, sin pasajeros. Hay que optimizar recursos porque un micro circulando consume combustible, gasta cubiertas e implica personal arriba”, recalcó.

Leer mas

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here