Noticias De Bariloche

Balotaje en Uruguay: el Frente Amplio reconoce que necesita el 8% de los votos que fueron a los demás partidos en la primera vuelta

Los candidatos presidenciales uruguayos Daniel Martínez, del gobernante Frente Amplio, y Luis Lacalle, del partido Nacional, se dan la mano antes del inicio de un debate televisado en Montevideo, el 1 de octubre de 2019, antes de las próximas elecciones presidenciales del 27 de octubre. (Foto de PABLO PORCIUNCULA / AFP)
Los candidatos presidenciales uruguayos Daniel Martínez, del gobernante Frente Amplio, y Luis Lacalle, del partido Nacional, se dan la mano antes del inicio de un debate televisado en Montevideo, el 1 de octubre de 2019, antes de las próximas elecciones presidenciales del 27 de octubre. (Foto de PABLO PORCIUNCULA / AFP) ((AFP)/)

Los partidos políticos de Uruguay se preparan para la segunda vuelta de las elecciones nacionales que se realizarán este 24 de noviembre. Daniel Martínez (Frente Amplio) y Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) analizan sus estrategias rumbo al último domingo de noviembre.

Quién parte en condiciones más desfavorable es Martínez, que si bien obtuvo el 40% de los votos contra 28,5% de Lacalle, este último logró conformar un amplia coalición que de entrada le aseguraría un 50% de los votos.

Es por eso que se nombró un nuevo jefe de campaña, el intendente (alcalde) de Canelones, Yamandú Orsi, un dirigente cercano al ex presidente Mujica. La nueva estrategia pasa por una cercanía mayor con los votantes y los principales dirigentes ya comenzaron un puerta a puerta visitando a votantes identificados con otros partidos. Por su parte la fórmula presidencial (Daniel Martínez – Graciela Villar) también empezaron a visitar diferentes zonas de Montevideo y próximamente harán lo mismo en el interior.

El Frente Amplio reconoce que debe captar el 8% del total del padrón y que fueron a otros partidos en la primera vuelta (unos 195 mil votos), si desea tener alguna chance. Circula entre los frenteamplistas un documento, donde se plantean algunas reflexiones e ideas de lo que sería una estrategia a llevar adelante.

En el documento se indica que “el Frente Amplio logra superar (en la primera vuelta) el 40%, desempeño muy similar al pronosticado por las empresas de encuesta de opinión. Representa una pérdida significativa en relación a las elecciones de 2014 pero un muy buen punto de partida para el balotaje (principalmente tomando como referencia la evolución de las encuestas los últimos 12 meses). Los tres partidos principales (FA, PN y PC) pierden votos en relación a las últimas elecciones, pero la complejidad del escenario actual se debe al cambio en la arquitectura de los mismos. La aparición de Cabildo Abierto con más de 260.000 votos es el elemento disruptivo”.

(Reuters)
(Reuters)

Dentro de los puntos claves que consideran en dicho documento, está que el Partido Colorado tiene su segunda peor votación tras el retorno de la democracia. Al momento unos 13.000 votos menos (restan contar observados). El Partido Nacional también retrocede en relación a su desempeño 2009 y 20014. También es su segunda peor votación.

La meta planteada es crecer 8% para lograr vencer, votos que deberán ser de quienes apoyaron en la primera vuelta al Partido Nacional, Partido Colorado y Cabildo Abierto.

Según el documento, el FA con los votos observados terminará en el 40,7% y la coalición opositora en 55.9%. Al crecer 8% (y disminuir la oposición en una cifra similar) se llega al 48,7% mientras que la coalición lograría 47,9%.

El objetivo es recuperar, de los votos en general: 0% del Partido Nacional (29,7%), 3% del 12,8% del Partido Colorado, 3% del 11,3% de Cabildo Abierto, 0,5% del 1% del Partido Independiente, 0.5% del 0,8% de Asamblea Popular, 1% del 1,4% del Peri y 0,2% del 0,3 obtenido por el Partido Digital. Por otra parte se señala que “claramente el foco no debe estar en los militantes, aquellos que se conmueven con Zitarrosa, con el Gral Seregni ni con la bandera roja, azul y blanca. El núcleo del FA es su línea de partida, el 40.7%. Es vital en este momento diversificar los mensajes y los referentes a los efectos de poder captar la simpatía electoral de estos públicos específicos. No enfocándose en todos los votantes por igual. En particular la prioridad es generar un mapa de indecisos y priorizar a los persuasibles”.

Se habla de recrear un “Maracana frenteamplista” (en referencia al triunfo en el Mundial de 1950 por parte de la selección uruguaya”). De cara al próximo debate entre Martínez y Lacalle Pou se manifiesta que el candidato debe tener frente a la cámara “menos respuestas memorizadas, respuestas más breves y claras. Anclaje coordinado a participación en redes sociales. Aportes desde el mundo escénico, PNL y storytelling pueden ser muy útiles”. “En Uruguay hay destacados especialistas que pueden aportar en esta línea” se concluye.

Está en más saber si finalmente los dirigentes del FA se decantarán por una línea como la planteada en el documento u optarán por otra estrategia.

Acuerdo de la oposición

Por otro lado se conoció el documento base sobre el cual Luis Lacalle Pou llegó a un acuerdo con el Partido Colorado, Cabildo Abierto, el Partido de la Gente y el Partido Independiente.

El candidato presidencial uruguayo por el Partido Nacional, Luis Lacalle, llega a la sede del partido en Montevideo tras el cierre de las urnas en las elecciones generales del país el 27 de octubre de 2019. (Foto de EITAN ABRAMOVICH / AFP)
El candidato presidencial uruguayo por el Partido Nacional, Luis Lacalle, llega a la sede del partido en Montevideo tras el cierre de las urnas en las elecciones generales del país el 27 de octubre de 2019. (Foto de EITAN ABRAMOVICH / AFP) (EITAN ABRAMOVICH/)

En el mismo ya se recogen aspiraciones de las diferentes colectividades que apoyan al candidato nacionalista en esta segunda vuelta. Muchos de los discursos de los candidatos de quienes hasta la semana pasada fueron contendientes de Lacalle Pou, ahora quedan reflejados en el acuerdo.

Entre varios puntos, se propone en materia de seguridad “declarar formalmente la emergencia nacional en seguridad pública, a fin de iniciar el combate frontal al delito en todas sus modalidades” y“establecer la inexcarcelabilidad de todos los delitos previstos por la ley de estupefacientes (drogas)”, y la “pena perpetua revisable para delitos gravísimos” entre otras medidas.

En educación uno de los cambios que se pretende llevar adelante y genera más controversia es el de que los representantes de los docentes en los consejos de enseñanza tengan voz pero no voto, como sucede actualmente. La educación se plantea que debe ser de los 3 hasta los 18 años, incluyendo “la formación por competencias”.

En otro capítulo se señala el “compromiso con la verdad sobre los desaparecidos. Nos serviremos de todos los instrumentos jurídicos disponibles y aportaremos los recursos necesarios para avanzar en esta búsqueda, en coordinación con las organizaciones de familiares y las instituciones de defensa de los derechos humanos”. Una de las propuestas más innovadoras en materia de salud es la implementación de la Receta Única Nacional “con el fin de que cada usuario del Sistema de Salud (NDR: público o privado) pueda retirar sus medicamentos en cualquier farmacia del país”.

En política exterior se plantea “denunciar a los regímenes políticos violadores de las libertades fundamentales y de los derechos humanos, sean del signo político que sean”

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Lacalle Pou, el rostro joven de la derecha uruguaya que podría acabar con el Frente Amplio

Daniel Martínez, el relevo de Vázquez y Mujica que busca alcanzar los 20 años de gobierno a la izquierda uruguaya

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.