Noticias De Bariloche

Antes de las PASO, el empleo formal seguía en caída y prevén mayor impacto tras la devaluación

El empleo registrado cayó respecto de junio del 2018, pero se mantuvo estable frente a mayo
El empleo registrado cayó respecto de junio del 2018, pero se mantuvo estable frente a mayo

Por décimo mes consecutivo, el empleo registrado volvió a caer en junio (1,4%) respecto del mismo mes del año anterior, aunque se mantuvo estable en la medición desestacionalizada versus el mes anterior. De acuerdo con el informe del Ministerio de Producción y Trabajo en base a los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), al cierre del sexto mes del año había 12.112.800 de trabajadores en blanco, 172.200 menos que en junio del 2018.

Si bien el subsecretario de Desarrollo y Planeamiento Productivo, Bernardo Díaz de Astarloa, y la directora Nacional de Análisis y Estadísticas Productivas, Belén Rubio, coincidieron en que el empleo encontró una estabilidad luego del impacto de la devaluación de marzo, reconocieron que la reciente suba del dólar pos PASO terminará teniendo otro efecto a partir de una menor actividad. Sin embargo, evitaron referirse a cifras.

Al desagregar la información según modalidad de ocupación principal, el informe da cuenta de que mientras que cayó el empleo registrado en el sector privado (1,7%), creció en el público (0,8%), tendencia que se viene repitiendo en los últimos meses y que se explica, según el Gobierno, por el incremento de empleados en provincias y municipios. En junio, había 8.559.500 trabajadores en el sector privado (148.500 menos que hace un año) y en el público, 3.196.600, 24.600 más que en junio del año pasado.

A su vez, dentro del sector privado, los que más sufrieron fueron los asalariados, con una caída interanual del 2,4%, equivalente a 148.000 empleos menos. Ese mes, el total da cuenta de 6.068.700 trabajadores. También mostraron un registro negativo los monotributistas y autónomos. En ambos casos, la caída interanual fue de 0,9% y había a junio, respectivamente, 1.592.000 (15.000 menos) y 397.900 (3.800 menos) trabajadores en cada modalidad.

Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo (Franco Fafasuli)
Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo (Franco Fafasuli)

Los trabajadores de casas particulares volvieron a mostrar suba interanual (3,8%) y a junio se registraron 500.900 empleos. En tanto, los monotributistas sociales cayeron 11,9% (cayeron 48.300 y alcanzaron los 356.600 trabajadores).

En cuanto a la medición desestacionalizada, que es la que va marcando la tendencia, en todas las modalidades se percibió un escenario de estabilidad respecto del mes anterior y desde diciembre se registró un aumento de 8.382 trabajadores.

“La recuperación del trabajo registrado que había comenzado en enero se interrumpió con la devaluación de marzo y se mantiene estable desde entonces. En junio, el trabajo registrado mostró una variación desestacionalizada de -0,02% con respecto a mayo (1.970 trabajadores menos) y con respecto a diciembre de 2018, donde se verifica un cambio de tendencia, hubo 94.350 trabajadores menos y, si controlamos por los efectos estacionales, 8.380 trabajadores más (+0,1%)”, según el Gobierno.

En cuanto a la variación del empleo registrado según rama de actividad en el sector asalariado, 9 de 14 sectores mostraron estabilidad o crecimiento respecto de mayo. El sector de la pesca es que el mostró el mayor incremento mensual (7,3%) y este efecto se explica porque “el sector volvió a crecer luego del efecto estacional de mayo (había terminado antes la temporada de calamar)”. Además, el sector creció en términos interanuales, así como el agropecuario (2,3%); explotación de minas y canteras (5,2%) y, en menor medida, enseñanza y suministro de electricidad, gas y agua (0,8% y 0,6%, respectivamente).

El resto del país

Por otra parte, el interior del país continúa mostrando un mejor desempeño del empleo asalariado registrado del sector privado. Al igual que en mayo, el empleo en el interior se mantuvo levemente positivo y compensó las caídas en CABA y la provincia de Buenos Aires, en donde el empleo cayó 0,1% frente a mayo. Mientras que Córdoba, La Rioja y la CABA no lograron mantener el crecimiento que habían conseguido por primera vez en mayo, otras como Santa Fe, La Pampa, Chaco y Chubut mostraron aumentos con respecto al mes anterior.

En relación al año anterior, tres provincias muestran un aumento en el número de trabajadores: los asalariados aumentaron en Neuquén (4,6%), básicamente por Vaca Muerta; en Santa Cruz (1,3%) por el buen desempeño de la pesca, y en Salta (0,8%) por aumento del empleo en la actividad agrícola.

Respecto de la remuneración promedio de los asalariados registrados del sector privado, el valor bruto en junio alcanzó los $ 60.851, equivalente a una suba interanual del 43,1%. Hay que destacar que este número incluye el aguinaldo. El salario real, en tanto, cayó 8,1% ese mes, número que fue analizado por los funcionarios de la cartera laboral que presentaron el informe como una desaceleración producto de la menor inflación que se registraba en ese momento y los mayores sueldos por paritarias.

Seguí leyendo: 

JP Morgan duda sobre el próximo desembolso del FMI y cree que habrá más presión sobre las reservas

El BCRA avaló una tasa de Leliq de 78%, pero igual debió liberar más de $100.000 millones

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.