Inicio Últimas Noticias Análisis: Tierra, una necesidad sin respuestas que explota en esta época

Análisis: Tierra, una necesidad sin respuestas que explota en esta época

Publicidad

La historia urbana, con sus mitos y leyendas, ubica al barrio Bouquet Roldán como la primera toma que hubo en Neuquén capital. Terrenos que eran inundables y había una laguna. No fue una usurpación organizada sino que fue de hecho. Al igual que el barrio Peligroso en la zona petrolera, las familias se instalaron y Felipe Sapag destinó fondos para su regularización.

En los últimos 40 años la presión sobre las tierras tiene su punto débil, la época de elecciones. También están las tomas VIP que son más sigilosas y consisten en tomar tierra fiscal para mayor confort como ocurre en los barrios ribereños del Limay y Neuquén.

La Unidad de Gestión y Regularización de Asentamientos (UGRA) contó unas 46 tomas donde viven unas 22.800 personas sólo en la ciudad de Neuquén.

La política metió la cola y aletargó respuestas de desalojos si los terrenos son privados, como sería el caso de los de la calle Genco en Valentina Norte o fiscales como fue el de la toma La Familia. Aquel en el noroeste y éste en el sureste de la ciudad.

Te puede interesar | Toma en Neuquén: resistirán el desalojo y el fiscal la vinculó a las elecciones

La toma de Richieri y Saturnino Torres también ocurrió en época de elecciones a poco del inicio de la década del 90. Después se invirtió dinero que podría cuadruplicar el gasto para urbanizar.

La toma Independencia en la calle Godoy fue la muestra de una ciudad que crecía hacia el oeste. El rosario de usurpaciones, luego, tomó la costumbre de ponerle fechas y cuando se pregunta la razón se la ubica el día en que se tomó la decisión colectiva.

Nadie en campaña va a querer pagar el costo político de un desalojo. Lo que queda al descubierto es una necesidad sin atender en zonas periféricas.

Leer mas

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here