Noticias De Bariloche

Amenazas de bomba: esperan que “se mueva el engranaje de la justicia”

Ante las reiteradas amenazas de bomba en establecimientos educativos de la ciudad, la titular de Protección Civil, Patricia Díaz, recordó que el 2 de mayo se presentó una denuncia en la justicia que luego fue desestimada. Explicó que entonces se dio nombre y apellido y número de documento de los dos chicos que habían llamado en esa ocasión, y habían argumentado que llamaban para ver qué pasaba. 

En paralelo, sostuvo que por cada vez que se mueve la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que son los que tienen a cargo el chequeo del lugar donde se supone que hay una bomba, han presentado ante la justicia federal un escrito solicitando investigación.

Además, planteó que se recibe el llamado en el 911 en Viedma y a la justicia le llegan los números de teléfono que llaman denunciando.

El año pasado también se presentó una denuncia por llamadas falsas que se recibían al 103. Díaz comentó que también se reunieron con referentes de Educación, directivos de la escuela y ayer se comunicó con el Centro de Estudiantes del Angel Gallardo solicitando una reunión que se concretaría en el transcurso del día. 

Lamentó que el protocolo que debe seguirse en estos casos genera incomodidad en los chicos que fueron a la escuela, docentes que van a trabajar, los chicos del jardín que se asustan y los padres que se enojan porque tienen que ir a retirar a los chicos. Sostuvo que “se genera un malestar en toda la sociedad y nosotros no podemos dejar de activar el protocolo porque puede pasar que alguna vez sea cierto”.

Destacó que “nos tenemos que asegurar que el personal especializado chequee el lugar y desestime el problema, 
tenemos que sí o sí evacuar, llamar a la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Tránsito y Transporte, Policía, Bomberos, Ambulancia y Protección Civil”.

Comentó que el día que se evacuó el Club Nahuel Huapi fue porque “la perra  de la PSA detectó partículas de algo que podía ser explosivo en un auto que estaba afuera”.

Reconoció que “es una situación penosa pero no podemos no evacuar, no existe la opción de no evacuar, por una cuestión de potencial peligro”. Resaltó que “la seguridad no se discute”.

Finalmente planteó que “se necesita que la Justicia mueva el engranaje que en algún lado está trabado para que se resuelva, porque están los números de teléfono, excede nuestra capacidad que es la de responder y proteger la vida de la gente, lo que corre por el lado de la Justicia escapa a mi capacidad, el municipio ha denunciado, ha hecho reuniones, estamos esperando eso”.

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.