Noticias De Bariloche

A un año del fatal accidente en Circunvalación: “Mis hijos me dan fuerza para seguir”, dice Melisa

Se cumple un año del accidente fatal en Circunvalación donde murieron dos adultos y un niño. Melisa Martínez perdió a su pareja, Matías, y a su hijo, Uriel. Otro de sus  hijos, Isaías, de 6 años, viajaba en la camioneta que impactó contra el micro aquella noche fatal, pero pudo sobrevivir y hoy sigue con su recuperación. 

“Gracias a Dios está bien, falta muchísimo para que vuelva a ser lo que era, pero está acá con nosotros que es lo importante, después de tres meses de estar internado y seis operaciones en la cabeza no puedo creer que está como está, es increíble, está empezando a caminar, esta jugando, saltando, está haciendo un montón de cosas que pensé que no las iba a hacer o iba a tardar más“, cuenta Melisa. 

Reconoce que es una fecha difícil y ya desde la semana pensaban en el tema. “Estamos bastante mal, mis otros hijos la están sobrellevando, están con contención pero es bastante difícil para ellos”, reconoce. Tiago, su hijo mayor, de 12 años, la está ayudando mucho. “Hay gente que opina y opina mal, sin conocer”, cuenta al comentar que su hijo vende medias en el shopping.

Aseguró que pidió trabajo por todos lados, incluso en la Municipalidad. “Pedí trabajo, no que me den un plan”, aclara y sin embargo la solución no llega y el tiempo pasa. Reconoce que desde la Municipalidad la ayudaron en su momento pero aún falta terminar un baño, que fue una de las condiciones para que su hijo pudiera regresar a la casa. 

“Tierra y Vivienda me dijo que me iba a ayudar para terminar un baño, desde otras organizaciones vieron cómo colaborar, el colegio Ceferino ayudó pero es un colegio, falta material, lo que más se necesita es el baño“, contó y agregó que “los chicos del CFI, donde yo estudiaba, pudieron hacer el pozo, algunas instalaciones y un  inodoro, pero falta una ducha, cuando estaba más con la silla no teníamos cómo pasar la silla, es bastnte precario para lo que él necesita, a él le dieron el alta cuando se dijo que el baño está hecho, pero está hecho hasta ahí, para bañarlo es un tema, que no pase frío”.

Están solos en Barioche porque toda la familia, tanto del padre, como de ella, están en Mar del Plata. “Cada vez que paso con el colectivo por el lugar trato de mirar para el otro lado porque es duro”, reconoce y asegura que sus  hijios “son los que me dan fuerza para seguir, es lo único”.

A quienes puedan colaborar, acercarse al barrio 29 de Septiembre, manzana A, lote 6, número 167910.

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.