Noticias De Bariloche

A los 53 años busca a su mamá y cree que puede ser de Bariloche

“Yo lo supe siempre, no sé por qué, cómo, pero siempre lo supe”, cuenta Mabel en diálogo con el B2000. Después de varias charlas con su mamá y de habérselo negado una y otra vez, la confirmación le llegó a los 38 años. 

A tal punto en lo más profundo de su corazón sentía la verdad que para ella “el 9 de marzo no es mi fecha, no me gusta festejarlo tampoco”.

Con la confirmación oficial comenzó la búsqueda, primero en el hospital de Quilmes, dado que allí había nacido el 9 de marzo de 1966, certificado por el médico Mariano Garay, según le dijeron. En el hospital le respondieron que los archivos habían sido enviados a La Plata  y le señalaron que “no había nada porque hubo un incendio o inundación, mil vueltas”. Las trabas la llevaron a detener la búsqueda por ese entonces, pero hoy, a los 53 años la necesidad de conocer su identidad y sobre todo su historia genética la impulsaron nuevamente. Reconoce que es “complicadísimo” porque no conoce si quiera el nombre de madre, sino que sólo sabe que tenía 19 años, que estudiaba en Buenos Aires y era de Bariloche y tomó esa decisión porque su familia no sabía del embarazo. Sin embargo, hoy todo son dudas y la falta de certezas amenaza con poner un punto final a tan importante búsqueda. 

El año pasado consiguió acceder a los libros de ingreso y registro de partera de ese año, “pensando que mi mamá adoptiva figuraría como paciente”, pero no fue así. Encontró una anomalía el 7 de marzo, en que dos personas ingresaron con un mismo número de historia clínica en el registro de las parteras, aunque sólo una figura en el número de registros. No pudo rastrear mucho más porque no tiene los DNI sino sólo los nombres. 

En su búsqueda recibió la sugerencia de publicar en los medios locales la noticia para ver si corría con la suerte de encontrar a su madre.

Su mamá adoptiva le contó que estaba haciendo un tratamiento de fertilización con un médico de la zona de Quilmes y al no poder quedar embarazada y abandonar el tratamiento apareció esta posibilidad, “como excepción”. No obstante sabe que no es el único caso. “Es muy difícil, me preocupa no por encontrar una familia, simplemente saber de dónde venís y por la herencia que tengo genéticamente”, comentó. 

Agregó que “mis hijos están perfectos, geniales, pero no sé el día de mañana mis nietos, esa es la preocupación, corriendo contra el tiempo”. A los 53 años espera encontrar a su mamá biológica pero reconoce que no tiene muchos elementos para alimentar la búsqueda. “Hay diez mil opciones”, sostuvo.

A cualquiera que pueda aportar alguna información, comunicarse por el 011-155664-4507 o a través de facebook

Contactanos

Tu opinión y experiencia en el sitio es muy importante para nosotros. Aguardamos tus comentarios.