Home Policiales NEUQUEN: Pasó en rojo y venía al palo

    NEUQUEN: Pasó en rojo y venía al palo

    COMPARTIR


    NEUQUEN: Pasó en rojo y venía al palo

    El policía que chocó y mató al remisero fue acusado por la Justicia.(lmneuquen)

    “Lo entiendo”, es todo lo que se le escuchó decir en la audiencia a Leandro Rojas, el policía de 20 años que, borracho, chocó y mató en la Ruta 22 al remisero Narciso Insaurralde de 63. La Justicia acusó al joven por el hecho y la fiscalía sostuvo que fue el efectivo policial quien cruzó en rojo a más de 100 kilómetros por hora.

    Ayer se realizó una audiencia en la que la jueza Mara Suste avaló el pedido de la fiscalía y acusó a Rojas por homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria.

    Además, la magistrada le dictó al acusado presentaciones semanales ante la Justicia y una prohibición para acercarse tanto a los familiares de la víctima como a los testigos de la causa.

    Entre la defensa y la fiscalía se acordó que una vez al mes realizará las presentaciones en Neuquén y las tres restantes en San Patricio del Chañar, donde vive el policía.

    El hecho ocurrió el miércoles, entre las 5:45 y las 6, según relató la fiscalía durante la audiencia. En ese instante, Rojas circulaba por Ruta 22 en un Citroën C4, junto a otros dos efectivos policiales, en dirección este-oeste. En sentido contrario, por la multitrocha, Narciso Insaurralde llevaba en su remís a una pasajera hacia su trabajo.

    Cuando el remisero llegó a la altura de calle Caracas y dobló hacia la izquierda, el impacto fue ineludible.

    El efectivo policial lo chocó con su auto a una velocidad mínima de 103,7 kilómetros por hora, tras cruzar el semáforo en rojo. Como consecuencia del violento accidente, Insaurralde sufrió heridas múltiples y traumatismo craneoencefálico que provocaron su muerte.

    Al respecto, el comisario Andrés Bengolea señaló que la víctima no llevaba puesto el cinturón de seguridad, por lo que salió despedido del auto.

    La pasajera, por otra parte, fue trasladada al Castro Rendón por lesiones leves, y recibió el alta el mismo día.

    Durante la audiencia, la fiscal señaló que el test de alcoholemia que se le realizó a Rojas indicó que tenía 1,07 gramos de alcohol en sangre.

    Según el informe accidentológico, el remisero circulaba a una velocidad mínima 28,48 kilómetros por hora.

    De acuerdo con la información recabada por este medio, Rojas presta servicio en la Comisaría 20 de Parque Industrial y, cuando ocurrió el hecho, estaba de franco, al igual que sus compañeros.

    Leer mas

    ¿Qué opinas de esta nota?

    comentarios | Deja tu opinión acá abajo