Home Bariloche y La Región Los productores de cerdos tendrán su propia carnicería en la meseta

    Los productores de cerdos tendrán su propia carnicería en la meseta

    COMPARTIR

    En la meseta neuquina existe una cadena de producción porcina que no necesita de intermediarios y que ofrece productos a un costo que parece irrisorios dentro del mercado local. El último engranaje del mecanismo comenzará a rodar hacia finales de este mes, cuando la Asociación de Fomento Rural (AFR) inaugure su carnicería, que será la única de venta exclusiva de este producto en la ciudad.

    Jorge Vázquez es un productor de la Colonia Rural Nueva Esperanza, tiene su lote hace unos 20 años, cuando el postergado sector se comenzó a poblar. En las buenas épocas llegó a tener 100 animales, no recuerda el año, lo que si recuerda es que después hubo algunos problemas en su familia y desde entonces su crianza se redujo a la mitad.

    Ahora tiene dos corrales de madera, repletos de lechones y madres, todos bien alimentados, que luego de su engorde van derechito al matadero municipal de la meseta, en la esquina de El Lúpulo y Cañada de Azúcar.

    Reconoce que vender su producción en carnicerías puede ser más redituable, porque los precios de venta son otros, pero aclaró que “yo sé que llevó los chanchos al matadero y la plata la cobro de inmediato, no dentro de un mes. Tampoco tengo que salir a vender los animales por la ciudad, con todos los viajes y gastos que eso implica”.

    El presidente de AFR, Alejandro Benítez, resaltó la importancia de la institución que dirige dentro de la comunidad criancera de Neuquén. Por ese motivo se llenó de orgullo al explicar que “el 31 de julio inauguraremos la carnicería, si Dios nos los permite. Es un sueño que tenemos desde el año pasado”.

    El edificio se ubicará detrás del matadero y entre mañana y el martes instalarán la cámara de frío.

    Benítez resaltó la rapidez con la que concretaron el edificio, que aun tiene olor a pintura fresca en su interior. Se comenzó a construir en abril de 2016 y si bien hubo contratiempos, ya está en un 90% de ejecución.

    Agregó que para toda la obra invirtieron alrededor de 600.000 pesos, con fondos propios, y que en el lugar van a emplear a cinco personas: un carnicero, un ayudante, una cajero, alguien para la limpieza y otra para seguridad.

    Alejandro Benítez resaltó que la AFR de Neuquén tiene varios objetivos por delante. Uno de ellos es capacitar a los crianceros para obtener mejores productos. Les enseñan cómo deben alimentar a sus animales y buscan que se naturalice la inseminación artificial, que es más efectiva y menos costosa que mantener un padrillo.

    El otro parámetro es llegar a ser formadores de precios en la región, porque advierten que “está todo muy inflado por la cadena de comercialización”.

    Explicó que los animales que se faenan en el matadero municipal tienen tres puntos de ventas: el matadero, la feria del Parque Central y en el programa el Mercado en tu Barrio, que las últimas semanas funcionó en la plaza de Buenos Aires y San Juan.

    Explicó que ellos venden todos los cortes por un mismo valor, en el caso del capón cuesta 85 pesos el kilo, mientras que los lechones se comercializan a 135 pesos por kilo.

    Al criancero le cobran una tasa de faena de 80 pesos por lechón y 260 por capón. Luego los productores deciden si comercializan por su cuenta o en los puntos de ventas de la AFR. Explicó que por cada kilo de carne que se vende, la Asociación se queda con cinco pesos que se utilizan para gastos corrientes de funcionamiento y para pagar le a los empleados del matadero.

    Leer mas

    ¿Qué opinas de esta nota?

    comentarios | Deja tu opinión acá abajo