Home Policiales Los crímenes de Cárdenas y Carrasco continúan impunes

    Los crímenes de Cárdenas y Carrasco continúan impunes

    COMPARTIR

    Siete minutos fue el tiempo que pasó desde que Karina Riquelme cruzó las últimas palabras con su esposo Sergio Cárdenas. Karina había ido a la casa de su madre porque su hermana la llamaba urgida por los disturbios que había en el barrio 170 Viviendas y los alrededores. Trascurría la tarde del 17 de junio de 2010 y en ese sector del Alto de Bariloche, policías reprimían con brutalidad la protesta de decenas de jóvenes y adolescentes, que reclamaban por el homicidio de Diego Bonefoi, que había ocurrido esa madrugada.

    “Entré a la casa de mi mamá con mi hijo y Sergio se quedó afuera mirando porque estábamos un poco lejos”, relató ayer Karina. “Me dijo: Yo te espero acá”. A los siete minutos le avisaron que Sergio había sido herido y lo trasladaban en una ambulancia. “Pensamos que lo habían lesionado de un piedrazo”, rememoró Karina. Cuando llegaron al hospital Ramón Carrillo, le informaron que Sergio había muerto por un proyectil de plomo que le perforó una arteria del corazón. Karina se quedó sin su esposo, con dos hijos pequeños. Hoy, volverá a marchar desde las 17 hacia el Centro Cívico para reclamar justicia.

    Siete años después ninguno de los imputados por los hechos del 17 de junio se sentó en el banquillo de los acusados. La causa Cárdenas-Carrasco I, donde están imputados los comisarios Fidel Veroíza y Jorge Carrizo por el delito de homicidio culposo, y los agentes Víctor Darío Pil, Marcos Rubén Epuñan y Víctor Hugo Sobarzo por el delito de homicidio en riña fue elevada a juicio a mediados de noviembre de 2015 por el juez de Instrucción Ricardo Calcagno.

    Sin embargo, la Cámara Criminal Primera aún no fijó fecha del juicio. Desde el tribunal explicaron que están esperando la resolución de la causa Cárdenas-Carrasco II, donde están imputados el exsecretario de Seguridad y Justicia de la provincia, Víctor Cufré, el exjefe de la Policía de Río Negro, Jorge Villanova, y el extitular de la Unidad Regional Tercera, Argentino Hermosa, por el delito de homicidio culposo.

    A Cufré y los dos exjefes policiales se los acusa de haber actuado de manera negligente cuando ocurrió la brutal represión, que provocó los homicidios de Cárdenas y Carrasco y dejó además 13 personas lesionadas. Los jefes policiales optaron por irse hasta El Bolsón en lugar de permanecer en Bariloche a dirigir las acciones.

    Desde la Cámara señalaron que hacer dos juicios sería un gasto de tiempo y de recursos innecesario. Pero el expediente aún tiene camino por recorrer. El abogado Sebastián Arrondo apeló la resolución de Calcagno, que rechazó en mayo pasado el planteo de excepción por falta de acción y de prescripción.

    La apelación la resolverá la Cámara Criminal Segunda. Arrondo pretende que el tribunal resuelva su planteo de prescripción. El 21 de junio se había pautado la audiencia oral para que la defensa, la fiscalía y los querellantes expongan sus argumentos. Pero desde el tribunal solicitaron que presenten por escrito los fundamentos, informaron fuentes que conocen la causa.

    Leer mas

    ¿Qué opinas de esta nota?

    comentarios | Deja tu opinión acá abajo